Foto 1
Más de 975 mil estadounidenses se inscribieron en diciembre para comprar planes según lo dispone esta ley, que garantiza cobertura de salud para todos los residentes y castiga a los que no tienen seguro. Archivo/La República
Enviar
Ver comentarios