Enviar
Obama gana terreno

Senador cosecha votos incluso los segmentos de población más fieles a Clinton

Washington
EFE

Hillary Clinton trata de recuperarse ayer de la derrota en Virginia, Maryland y el Distrito de Columbia (DC), donde su rival por la candidatura presidencial demócrata, Barack Obama, no sólo ganó por goleada sino que también captó a votantes hasta ahora fieles a la senadora.
La capacidad del senador por Illinois para penetrar en los bastiones más seguros de Hillary podría permitirle avanzar en estados cruciales como Texas y Ohio, que la ex primera dama necesita asegurar para conseguir la nominación presidencial.
Obama obtuvo el martes la mayoría entre los latinos de Virginia, así como entre las mujeres y los residentes de menores ingresos de ese estado y el vecino Maryland, donde también logró buenos resultados entre los hispanos.
Todos esos grupos habían sido hasta ayer aliados incondicionales de Hillary, que cuenta con su apoyo para ganar en Texas y Ohio el próximo 4 de marzo.
Barack Obama, que aspira a convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos, mantuvo además su fortaleza entre los afroamericanos, al conseguir el voto de nueve de cada diez de esos votantes en Maryland y Virginia, según sondeos a pie de urna que recogió ayer el diario “The New York Times”.
“Obama ha demostrado su habilidad para penetrar los bastiones más seguros de Hillary y va a ser muy difícil para ella revertir esa tendencia”, dijo a Efe Ronald Stockton, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Michigan.
El profesor calificó lo ocurrido de “muy significativo”.
“Existe la percepción de que Obama está a punto de hacerse con la candidatura”, indicó Stockton, quien cree que para impedir que eso ocurra Hillary tiene que obtener muy buenos resultados en Ohio y Texas, así como en Pensilvania, que celebrará elecciones primarias el 22 de abril.
Hillary parte como favorita en Texas gracias a su ventaja entre los hispanos, que representan un 21% del electorado.
Expertos como Peter Brown, del Instituto de Sondeos de la Universidad Quinnipiac (Connecticut), creen que la ex primera dama también tiene posibilidades reales en Ohio, un estado deprimido económicamente y con un alto porcentaje de clase obrera.
Pensilvania, con una gran población industrial podría dar también el sí a Hillary.
Los tres estados aportarán más de 500 delegados de los 2.025 necesarios para conseguir la candidatura. Según el recuento de CNN, Obama tiene 1.215 delegados y Hillary 1.190, por lo que Texas, Ohio y Pensilvania resultarán determinantes.
Pero los resultados de ayer plantean la posibilidad de que Obama gane terreno a la senadora con los latinos y los votantes de menor poder adquisitivo en las primarias que se avecinan.
En Virginia, por ejemplo, consiguió una ventaja de 26 puntos porcentuales entre los que ganan menos de $50 mil anuales y en Maryland de 24 puntos.
“La pregunta ahora es si este es un fenómeno aislado o algo más amplio, porque definitivamente cambia el escenario”, dijo Celinda Lake, una encuestadora demócrata independiente, en declaraciones que recogió ayer “The Washington Post”.
La campaña de Hillary minimizó ayer la derrota e insistió en que lo ocurrido ayer con los latinos no es extrapolable.
“Los resultados no son inesperados. El senador Obama tenía mucha ventaja en DC, Virginia y Maryland”, dijo a Efe Fabiola Rodríguez, directora de comunicación para el mercado hispano de la campaña de Hillary Clinton.
Rodríguez recordó, además, que el porcentaje de hispanos en las primarias de ayer es de sólo el tres%, por lo que sería prematuro aventurar un cambio de tendencia.
Sí estuvo de acuerdo, en línea con la mayoría de analistas, en la importancia de Texas, desde donde ayer pronunció su discurso Hillary y donde pasará tratando de asegurar votos.
La turbulencia en el bando demócrata contrasta, por lo demás, con la relativa calma en el republicano donde se da al senador John McCain como candidato seguro, sobre todo después del éxito del martes.
Su victoria, de todos modos, se vio empañada por la reñida contienda en el estado de Virginia, donde su oponente, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, obtuvo buenos resultados.
La numerosa comunidad de cristianos evangélicos en ese estado se decantó por Huckabee, un ex pastor baptista que ha logrado captar el voto de la derecha religiosa.
Pero a menos que se produzca un milagro, en los que Huckabee dice creer, la candidatura para McCain está cantada.


Ver comentarios