Enviar
MUSICA
Número dos con voz de primera

Jessica Sánchez no logró llevarse el título de American Idol, algo que no le preocupa en su camino hacia el éxito

Con raíces latinas y filipinas, pero nacida en San Diego, Estados Unidos, Jessica Sánchez siempre soñó con ser cantante y cada vez está más cerca de lograr una carrera en la industria de la música de Estados Unidos.
La joven obtuvo el segundo puesto recientemente en el concurso American Idol.
Ser la nueva ídolo no la desvela, reveló en una conferencia de prensa con medios internacionales, con detalles a los que tuvo acceso MAGAZINE gracias al Canal Sony Entertainment. Television, que transmitió el show para Latinoamérica.
De hecho, afirma que el día en que se dio a conocer al ganador no sintió nervios, porque estaba segura que su compañero Phillip Phillips se llevaría el título.
Y en parte tiene razón, ella misma lo dijo, “Jennifer Hudson quedó en el puesto siete y es la ídolo número uno, la respeto tanto y espero ser una de esas personas, estoy segura que todos los finalistas vamos a tener éxito”.
Para ella Phillips ganó por una serie de factores, entre ellos contar con una mayor cantidad de seguidores, a esto suma su talento y su posibilidad de cantar una gran variedad de temas y hacer que suenen a él.
“Siempre supe que Phillip iba a ganar, no porque piense que no soy buena. El es realmente un artista”, dijo.
Sánchez, que siente gran admiración por Rihanna y Beyoncé, se característica por un estilo R&B con un poco de pop “pero no mucho”.
De la competencia destaca a todos sus compañeros, considera que no tuvo ningún rival directo, ya que todos representaban un gran reto.
Del largo viaje por uno de los concursos más seguidos en Estados Unidos, destaca el aprendizaje y los consejos, uno de ellos que continúe esforzándose y que recuerde de donde viene.
A la nueva artista le espera un tour con los 12 finalistas.
“Estoy aprendiendo cómo lidiar con estar lejos de mi familia, pero realmente no estoy haciendo esto por mí, sino por ellos”, comentó.
Pero estar lejos de casa no será su único reto, ya que para alcanzar su sueño en la música debe superar otras situaciones como consecuencia de ser parte del famoso show.
“Son muchas, por ejemplo el estar en la burbuja de American Idol donde nos protegían, y realmente no podíamos ver qué había afuera, por otra parte nos conocen como los concursantes del programa, así que será difícil, pero estamos trabajando por poner nuestros nombres en alto como individuos”, dijo.
A esto suma el baile, que espera incorporar en sus presentaciones, pero en lo que no se declara tan buena.
Durante su paso por el concurso logró rendirle tributo a Whitney Houston en varias ocasiones incluso en la final, pero le hubiera encantado interpretar “How Come You Don’t Call Me Anymore”, de Prince.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios