Número de participantes será crucial en marcha contra Maduro
Foto Bloomberg
Enviar

Después de semanas de hacer campaña en todo el país para congregar a sus partidarios, la oposición política venezolana intentará tomar las calles de la capital el jueves con la mayor marcha en años en busca de un referéndum para destituir al presidente Nicolás Maduro, y Maduro está preparado para hacerle frente.

Encabezada por el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles, la oposición ha exhortado a sus seguidores a reunirse en la capital para “la mayor toma de Caracas”, una protesta nacional que apunta a presionar a las autoridades electorales para que celebren un referéndum revocatorio a fin de año.

Lo que está en juego es muy importante. Si bien las encuestas indican que Maduro es enormemente impopular, el referéndum revocatorio sólo funcionaría ahora, antes de que termine la primera mitad del mandato de seis años de Maduro. Perder esa votación en 2017 sólo haría que asuma el gobierno el vicepresidente durante los años restantes. Es por eso que es crucial que la marcha tenga una gran convocatoria.

{l1}venezuela_sigue_vendiendo_petroleo_barato_pese_a_crisis{/l1}

“La oposición está midiendo su poder organizativo”, dijo Dimitris Pantoulas, asesor político de Caracas. “No es que esté tomándole la temperatura a la calle; es que está tomando su propia temperatura”.

Castigados por una inflación de tres dígitos y la escasez de todo tipo de productos, los venezolanos votaron en manada por un cambio radical en las elecciones legislativas del año pasado. La oposición obtuvo el control de la legislatura, lo que llevó a la coalición opositora -la Mesa de la Unidad Democrática- a prometer que pondría fin a casi dos décadas de gobierno socialista.

Pero rápidamente se encontró con que su mayoría se redujo y sus iniciativas fueron obstaculizadas por los tribunales, y Maduro ha descartado cualquier posibilidad de que se vote antes de fin de año.

Capriles y sus aliados ya han realizado numerosas manifestaciones reclamando la votación. Pero esas convocatorias hasta ahora han tenido mucho menos apoyo que las protestas contra el gobierno de hace dos años. La multitud no fue numerosa y por lo general se encontró con una fuerte presencia policial.

{l2}maduro_coloca_en_su_gabinete_a_militar_acusado_por_narco{/l2}

Con un electorado ya cansado, algunos temen que a Capriles y sus aliados se les vaya la mano. Si bien la oposición quizá tenga a su favor el sentir popular, cualquier cambio inmediato sigue siendo improbable.

Sin embargo, los analistas dicen que los crecientes problemas económicos del país, que provocaron una ola de saqueos en los últimos meses, podrían ser un nuevo incentivo para que se escuche el llamado de la oposición.



Ver comentarios