Logo La República

Domingo, 21 de julio de 2019



NACIONALES


Impuesto al Valor Agregado y nuevas tasas de renta ayudarían a evitar una crisis financiera

Nuevos tributos: medicina amarga pero necesaria

Recortar gastos excesivos del Estado es esencial para contar con una economía sana

Redacción La República [email protected] | Lunes 01 julio, 2019

un hombre y una mujer saboreando algo
Los nuevos impuestos son una medicina necesaria. Shutterstock/La República


Hoy, el inicio de la operación del Impuesto al Valor Agregado implica un incremento de los costos de un hogar costarricense de clase media de entre el 1% y el 2%, incluso sería más en algunos casos, dependiendo de los hábitos de consumo de la familia.

El aumento en las tasas pagaderas por el Impuesto de Renta será otro golpe a los contribuyentes, sobre todo los ejecutivos y profesionales.

Por otro lado, se trata de una medicina necesaria para evitar una crisis, la cual afectaría la inversión y el empleo, ya que el país no puede seguir con una política económica en la que el Gobierno cada año pide más dinero prestado, sin antes contar con los recursos para cancelar la deuda.

Lea más: Hacienda no aplicará sanciones del IVA por tres meses

Para finales de este año, el Gobierno deberá unos c37 billones, equivalente al 58% del valor de la producción nacional, casi todo acumulado desde 2009.

En este contexto, el IVA generará nuevos ingresos para el gobierno al gravar la compra de varios servicios anteriormente exentos.

Además, ayudaría a reducir la evasión tributaria, pues será difícil para una empresa esconder sus ingresos, dado el alto nivel de trazabilidad de las transacciones comerciales generada por este tipo de impuesto.

El incremento en las tasas pagaderas por el Impuesto de Renta traerá otros ingresos a las arcas del Gobierno.

Al mismo tiempo, el problema de las finanzas públicas no se resolverá si los nuevos impuestos no fueran acompañados por un control adecuado de los costos del Estado.

Lea más: IVA ¿Quién gana? y ¿Quién pierde?

La administración de Carlos Alvarado ha logrado reducir las anualidades pagaderas a varios funcionarios, bajando así el impacto de los aumentos otorgados, aún cuando no hay ninguna mejora en la productividad.

Sin embargo, hay todavía varias instituciones públicas que gozan de los privilegios; estos van desde las pensiones de lujo hasta la cesantía de 25 meses, e incluso el derecho de recibir la cesantía en el caso de una renuncia.

Entretanto, persiste la duplicación de funciones en varias operaciones estatales.


Cambio necesario


La capacidad del Gobierno de invertir en servicios sociales e infraestructura es limitado, mientras el costo del servicio de la deuda consume una creciente proporción del presupuesto, producto de las pérdidas anuales financiadas por el dinero prestado (déficit y deuda expresados como porcentaje del PIB, costo del servicio de la deuda expresado como porcentaje del presupuesto; datos del Banco Central de Costa Rica y del Ministerio de Hacienda).

Año Déficit Deuda Costo
2019* 6,2 57,7 41,6
2017 6,1 48,7 30,1
2015 5,7 40,9 32,2
2013 5,3 35,9 30,2
2011 3,9 29,9 34,9
2009 3,2 26,1 33,3

* Estimado


Paso adelante


Entre los cambios que hoy inician, el Impuesto al Valor Agregado es el más importante; por una parte, por los ingresos que generará, y por otra, por tratarse de las diferencias importantes al régimen del Impuesto de Ventas.

Rocío Aguilar

Ministra
Hacienda


El IVA implica una transformación importante, porque si bien no es un cambio en la tarifa, sí es uno que nos lleva a todos a una cultura tributaria diferente, con mayor atención y cuidado.
Efectivamente, estamos ante uno de los cambios más relevantes, pero la Ley de Fortalecimiento no era solo una ley de impuestos, era una que tiene que ver en el 60% de su rendimiento con gastos, y que si nosotros, como debe ser, lo atendemos de manera fiel, y las condiciones del entorno internacional y local nos lo permite, debería permitirnos llegar a la meta de consolidación fiscal.

Carlos Camacho

Socio director
Grupo Camacho Internacional


Sin duda es un cambio en la dirección correcta, pero a los países que han adoptado impuestos similares, les ha tomado al menos tres o cinco años ver resultados.
En Costa Rica, en este momento, hay un exceso de informalidad, y lo primero que vamos a evidenciar es el tamaño real de ese sector.
Estamos tratando de agarrar un sistema arcaico y arreglar de un solo todo lo que ha estado mal durante décadas: es un cambio un tanto agresivo; por lo tanto, debido al exceso de objetivos loables, se pueden tener algunas consecuencias no deseadas en el corto plazo.

Rafael González

Socio de Impuestos y Legal
Grant Thornton


En el corto plazo vamos a tener unos meses en donde la gente sentirá el golpe, y pueda que disminuya el consumo, pero eso no creo que dure mucho tiempo.
En el mediano plazo va a generar un impacto, el nivel de recaudación necesariamente va a aumentar, no por un tema tarifario o por la ampliación de la base, sino porque los esfuerzos sí están siendo enfocados hacia disminuir la informalidad, para tener más trazabilidad o darle visibilidad a las transacciones.

Álvaro Retana

Gerente general
Gestión en Tecnología e Información


Lo que se está haciendo es un incremento en los controles por parte de Hacienda para recaudar más.
Hay gente que cree que no va a ser alcanzada por ese ojo supervisor, pero ahora todo es digital, todos los datos van a ser cruzados, entonces hay que cuidarse mucho; si uno cree que puede estar bajo la sombra, no esté tranquilo, no va a ser así.
El golpe no es tan fuerte si uno se pone en regla, lo peor puede ser no hacerlo y tener luego que pagar multas o sanciones.
El consejo es cumplir la ley, estar tranquilos, ponernos al día y no sufrir luego las consecuencias.

.


 



NOTAS RELACIONADAS


Impacto del IVA

El IVA no es el fin del mundo

Jueves 30 mayo, 2019

Cada hogar es distinto.