Nuevos postes abatibles en ruta 32 resistirían hasta 200 golpes
Los nuevos postes serían más resistentes y de mejor calidad. Presidencia.cr/La República
Enviar

Una disputa legal con la empresa contratada para la colocación de los postes abatibles en el tramo entre el peaje del Zurquí y Río Frío, en la ruta 32, impedía que la Dirección General de Tránsito sustituyera la estructuras dañadas en la vía.

Su rápido deterioro se debió en gran parte a que estos postes no cumplían con las especificaciones estipuladas por la empresa contratada, explicó Junior Araya, director de Ingeniería de Tránsito.

Una de estas especificaciones era que los postes debían resistir al menos 200 golpes de un vehículo liviano, a una velocidad de 70 kilómetros por hora, característica, que según Araya, los viejos dispositivos no cumplieron.

Por ello el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) decidió retener el pago de ¢90 millones por la colocación de los postes a la empresa JyL Señalizaciones, encargada también de la señalización vertical y horizontal de la ruta, como parte del proyecto “Carretera 2+1”.

La disputa se elevó hasta el despacho de Carlos Villalta, ministro de Obras Públicas y Transportes, que el viernes anterior aprobó la licitación para que otra empresa sustituya los postes dañados.

Los nuevos dispositivos cumplirían con las especificaciones de durabilidad y para ello serían más estrictos con las especificaciones, explicó Araya.

El nuevo proyecto, que también incluye la demarcación del tramo, tendría un costo de ¢230 millones.

Actualmente el Cosevi busca las fuentes de financiamiento para poner en marcha la obra.

Ver comentarios