Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



NOTA DE TANO


Nuevos generales buscan destronar a Santos y Jicaral

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 26 septiembre, 2019

machado

El cierre del Apertura proyecta una cacería “sin miseria” de varios equipos sobre los “intrusos” Santos y Jicaral, habitantes hoy de puestos de clasificación.

Con Alajuelense y Saprissa fugados en la cima de la tabla y el campeón nacional San Carlos, haciéndole “segunda” a guapileños y lepanteños como escoltas de los dos grandes, Herediano y Cartaginés nombraron nuevos generales de sus tropas y van a combate dispuestos a cazar a sus presas.

El mensaje es contundente: el Team acude a José Giacone para salir de pesca, y el cuadro de la Vieja Metrópoli se apuntó al fosforescente Hernán Medford para que lo encamine hacia los puestos de clasificación.

Las huestes de Johnny Chaves y Jeaustin Campos van a soportar una inmensa e intensa presión, no solo del monarca, que con 21 puntos está solo uno debajo de Santos y Jicaral, sino que Herediano y Cartaginés urgen de revolucionar la tabla y desplazar a estos tres equipos si desean entrar a la cuadrangular.

Lea más: La guillotina hizo fiesta en el fútbol nacional

La misión de Pepe Giacone está definida: debe cazar a Santos; la ruta para “El Pelícano” está trazada: debe atrapar a Jicaral, de manera que, con San Carlos en medio de esta trifulca de puntaje, se avecinan seis o siete partidos de infarto para cada uno de estos clubes, mientras desde la cima de la montaña, manudos y morados son simples observadores de la brega.

Repetimos: viene cacería implacable de Herediano y Cartaginés, dos de los grandes, en procura de arrebatarle a Santos y Jicaral sus posesiones; han nombrado nuevos generales para que comanden sus tropas.

En Ciudad Quesada, Luis Antonio Marín seguirá atento los movimientos.

Lea más: Jicaral solo durará una temporada en la primera división

Pero, no solo en la azotea del Apertura se proyecta revolución, porque el sótano del edificio también se va a calentar, dado que su actual propietario, Universitarios, fichó a tres piezas del Alajuelense, de reconocido prestigio, en procura de dejarle la habitación del hotel a nuevos inquilinos.

Luis Diego Arnáez y Christian Oviedo, en el zacate, y Javier Delgado, en el escritorio, entran a la Academia dispuestos a meterle candela a la zona baja de la clasificación, que se puede incendiar cuando comprobamos que entre Guadalupe, octavo en la tabla, y Universitarios, décimo segundo, solo hay cinco puntos de distancia y entre ellos están metidos en el cajón, Pérez Zeledón, Grecia y Limón, lo que hace que el desafío de la tripleta de manudos, hoy uniformados de celeste, se vuelva excitante.

[email protected]






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.