Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NOTA DE TANO


Jicaral solo durará una temporada en la primera división

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 22 julio, 2019

paolo jimenez en un estadio cancha

A la cuadrangular del Torneo Apertura que se inició ayer, irán Alajuelense, Herediano, Pérez Zeledón y Saprissa, según nuestros vaticinios.

Como ya tenemos fama de ser pésimos pronosticadores, en las redes sociales hacen fiesta los seguidores de los equipos no escogidos por este columnista.

El quinto lugar de la clasificación lo disputarán el campeón nacional, San Carlos y el Santos de Guápiles.

Comentamos, en esta misma edición, que el principal rival que tendrán los pupilos de Luis Antonio Marín es que ya no serán un factor sorpresa y están en el radar de los otros estrategas desde el arranque de competencia.

Lea más: Peso de goles en el Saprissa recaerá en los centrocampistas

Con el lema que hizo famoso Rodrigo Kenton cuando fue técnico de la Selección Nacional: “calladito es más bonito”, los Toros ascendieron a la primera división, firmaron un nuevo timonel y despacito, despacito, como canta Luis Fonsi, fueron ascendiendo peldaños hasta llegar a la cima de la competencia y conquistarla.

Creemos que el proceso que sigue Pepe Giacone con los Guerreros del Sur le ganará la partida no solo al “nuevo Saprissa” de don Paté, sino al hoy campeón nacional.

Entonces, San Carlos será quinto y Santos sexto, respetando, desde luego, el recorrido de Johnny Chaves, siempre candidato a clasificar.

Los guapileños no abrieron la billetera, y eso les va a costar perder la cuadrangular.

Dicen por ahí que no se pueden esperar resultados diferentes si hacemos siempre lo mismo.

Bueno, eso le calza perfectamente al Cartaginés; un buen equipo titular, pocos refuerzos, importantes bajas y a esperar el milagro.

Con solo cinco incorporaciones, ninguna de alto vuelo, es difícil competir con nóminas superreforzadas.

Lea más: Tigo Sports transmitirá en exclusiva primer juego del torneo de Saprissa, Liga y el Team

Viene un nuevo torneo de sufrimiento para los leales fanáticos brumosos, que, en un séptimo lugar, verán de lejos la clasificación.

Los Universitarios serán octavos y Grecia noveno, un par de nóminas que vegetarán en la mitad de la tabla, sin posibilidades de título, pero tampoco complicaciones de descenso.

Este lo disputarán Guadalupe, Limón y Jicaral Sercoba; y por lo que ha acontecido y se ha movido en los previos del Apertura, no queda más remedio que darle a los benjamines de la primera división el boleto de regreso a la segunda división.

Limón es un club de altibajos; Heiner Segura merece respeto en su corta trayectoria como timonel guadalupano y las huestes de Jeaustin Campos no se reforzaron, por lo que pagarán las consecuencias.

[email protected]