Nuevas fuentes de dinero: créditos locales y dinero de fondo de inversión
Enviar

El Ministerio de Hacienda tiene varias opciones para financiar cerca de ¢3 billones en vencimientos y pagos de intereses a los que debe hacer frente en los próximos dos años.

El plan de endeudamiento del primer semestre presentado la semana pasada, busca captar ¢950 mil millones en el mercado de valores, habrá que esperar cuánto será el monto en el segundo semestre del año y el monto de lo que logren renovar por medio de subastas inversas o calces de deuda.

¿Cómo se financiarán?

Al inicio usarán la mismo fórmula de 2016, utilizando las captaciones por medio de Tesoro Directo y las subastas de los lunes, en las que ofrecerán diferentes tipos de bonos para no presionar las tasas, ni estrujar al mercado, según Hacienda.
Por otro lado, esto es lo nuevo, dónde Hacienda usará acciones que tienen que ver con un mejor manejo de su liquidez, y diversificar tanto las fuentes de financiamiento como la base de inversionistas.

Mejor manejo de liquidez

Hacienda quiere seguir realizando inversiones por medio de la Tesorería Nacional en bancos y fondos de inversión, para así devolver parte de los recursos que estos destinan a los bonos de Gobierno.


Así, los bancos y los fondos de inversión compran bonos del Gobierno, y por otro la Tesorería utiliza los recursos de corto plazo de los bancos en certificados o de los diversos fondos de dinero que existen en el mercado para generar algún rendimiento.
Es una forma de integrar el mercado, incluso en el tema de calces para los canjes de deuda.

Nuevas líneas de crédito

Un segundo punto está en la obtención de líneas de crédito con bancos públicos para créditos de corto plazo, menores a seis años y con monto cercanos a los $30 millones.
Ya incluso tienen cotizaciones de varios bancos, y la aprobación por parte del Ministerio de Planificación, faltaría solamente la autorización por parte del Banco Central para realizar dicha acción.
Otra idea, es endeudarse con bancos internacionales, con líneas de crédito de montos mayores y a plazos más prolongados, pero para esto necesitan la aprobación de una ley —como en el caso de emisiones internacionales—, lo cual lo hace más complicado de obtener, por la necesidad de ir a la Asamblea y el desgaste político.

Nuevo Fondo de inversión

Hacienda buscaría la forma de crear un fondo de inversión llamado “Fondo Tesoro”, el cual sería comercializado por todas las sociedades de fondos de inversión.
Con esto lo que buscan es dar la oportunidad de que los pequeños inversionistas tengan un acceso directo a los títulos de Gobierno, algo que se ha hecho en mercados como el español o chileno.
Esto es algo que se podría estar ejecutando en un par de meses, solo faltan detalles, de regulación, marca, pero se está viendo en conjunto con la Cámara de Fondos de Inversión y el Ministerio de Hacienda.

Viejas herramientas por ahora

Por el momento, utilizarán el mercado de valores para captar ¢950 mil millones en el primer trimestre del año, en el que utilizarán un abanico grande de títulos (tasa fija, indexados a inflación o a tasa básica, los Tpras, en ambas monedas) para así no presionar de forma directa las tasas de interés.
Asimismo, estarán ejecutando varios canjes de deuda, para así no tener que pagar el total de los vencimientos y renovar el perfil de pagos con títulos de más largo plazo.

Se espera presión en las tasas de interés

Estos son parte de los efectos del plan de endeudamiento presentado por Hacienda la semana pasada

Emmanuel Agüero
Especialista en Análisis Económico
Grupo Financiero Aldesa

Un primer punto es que el Gobierno central (Ministerio de Hacienda) no va a buscar deuda en el corto plazo, ese sería el caso del BCCR. El Gobierno central pretende buscar más bien colocar a plazos superiores a los tres años.
El plan de endeudamiento tiene una estrategia muy similar a la de 2016, la cual consistía en hacer canjes de deuda y emisiones a plazos superiores a los tres años. Para el primer punto (canjes de deuda) sumado a los vencimientos que tiene el gobierno para este 2017, que prácticamente los tiene cubiertos, no creemos que haya presiones significativas sobre las tasas causadas por un efecto estrujamiento por parte del gobierno. De esta manera, dada la coyuntura, es muy probable que los inversionistas institucionales (Fondos de Pensiones) capten gran parte de las colocaciones del Gobierno central para este año.
Por su parte, de momento no vemos que haya posibilidades para solicitar mayores créditos en el exterior, debido a que este trámite debe pasar por el Congreso y en año electoral eso es poco probable que se apruebe. Más bien prevemos que todo se va a dar a nivel interno.

José Miguel Grillo
Coordinador de negociación
Grupo Mercado de Valores

El Ministerio de Hacienda ya ha logrado cubrir cerca de la tercera parte de lo que planea colocar para el periodo.
Además, con su plan de canje de bonos ya ha logrado adelantar gran parte de los vencimientos de este año en colones.
Si bien no vemos presión para el primer semestre y posiblemente ni para lo que resta de 2017, fueron muy claros en que de no darse una reforma estructural, el porcentaje de la deuda total del gobierno al PIB en cinco años podría rondar el 68,6%; de darse la reforma planteada en su totalidad se reduciría al 50,3% y de darse la versión “light” sería del 62,7%.
Los actores que podrían incidir, creo yo, serían más externos que internos, como podría ser un aumento fuerte en el precio del petróleo que aumentara las presiones inflacionarias o una fuerte subida en las tasas de interés internacionales que por el momento no se vislumbra.


Mauricio Hernández Quirós
Gerente
Prival Advisory

De la presentación se desprende que el monto requerido por Hacienda para este semestre es bastante manejable, de hecho es similar al requerido el semestre pasado, del cual captaron un 130% sin problema. Este semestre ya han captado una tercera parte del requerimiento en apenas un mes, así que por ese lado no vemos mayores presiones.
Las acciones más factibles de llevarse a cabo son los canjes de deuda. El mercado seguirá probablemente aceptando el canje de las emisiones que vencen en 2017 y 2018 por otras de mayor plazo al vencimiento y eso quitará presión sobre Hacienda para sus colocaciones.
El financiamiento externo es una medida importante; sin embargo, no hemos visto aún avances en ese tema, el cual sin duda ayudaría como válvula de escape y alternativa al fondeo en el mercado local.

Perfil de vencimiento y nueva deuda

Este es un perfil de los vencimientos de la deuda y la que tomó nueva el gobierno en esos años.

201702101446540.rec-1.jpg

Elaborado por Javier Adelfang

Minientrevista con Mauricio Arroyo, director de deuda pública.

“Queremos tener varias opciones”

¿Cuál es la idea de las acciones de mejor manejo de liquidez?
En el tema de gestión de liquidez, ya nosotros habíamos colocado inversiones con los bancos, así que desde el año anterior tomamos la decisión también de hacer contratos con los fondos de inversión, principalmente los cuatro más grandes, así que nosotros ya somos clientes de ellos.
Ya podemos decirle a un fondo de inversión, vamos a tener “equis” cantidad de dinero a determinados plazos, así que hacemos colocaciones directas con bancos públicos y los fondos de inversión.

¿Cómo es la idea de endeudarse por medio de créditos?

Las líneas de crédito, ya nosotros puntualmente, iniciamos una autorización con Mideplan, ya nos las dieron, ahora estamos con la autorización del Banco Central.
La discusión ahí es qué tanto se necesita de una ley para poder tomar una línea de crédito local.
Si Hacienda toma una línea de crédito, y ese préstamo lo extiendo más del 31 de diciembre de este año, nuestro criterio es que sí ocuparía la aprobación presupuestaria de la Asamblea.
Pero si no es así, se debería ver como una operación de tesorería, eso es un poco lo que la parte legal del Ministerio viene trabajando con el Banco Central, para que nos den la autorización.
No es algo que tiene que ver con montos, sino con el tiempo al que se toma el crédito.
En el mercado local ya solicitamos cotizaciones a varios bancos que ya nos las dieron, ahora solo bastaría la aprobación del Banco Central, este es un ejercicio que queremos realizar para el dinero de corto plazo.

¿Solo en el mercado local?
Muchos bancos aquí en el país nos han dicho, “mire acá yo le puedo prestar por mucho unos $30 millones, mientras que por medio de un intermediario le puedo traer un monto mucho mayor”.
Entonces, lo que queremos es más que una ley para emitir eurobonos, es una ley de deuda pública, que deje esa decisión de si emito localmente o afuera, o que si lo hago por medio de una subasta o por un crédito afuera, sea una decisión más de tipo técnica que política. Es claro que este es un tema más de mediano plazo.

¿Respecto a la diversificación de inversionistas?
La idea inicial era ver si a través de Tesoro Directo podíamos darle acceso al pequeño inversionista, pero esto implica muchas responsabilidades adicionales.
Nosotros lo que queremos es seguir el modelo que se usó en España, en el cual por medio de un convenio con los Fondos de Inversión, se haría una marca que se llame Fondo-Tesoro en la cual un pequeño inversionista puede llegar a las colocaciones de Hacienda por medio del fondo.
Esto es algo que se podría ejecutar en unos meses, solo falta hacer unos pequeños detalles, pero estaría listo, es algo que estamos viendo con la Cámara de Fondos de Inversión, por el tema de regulación, marca y el respaldo del Ministerio de Hacienda.


Ver comentarios