Logo La República

Miércoles, 14 de noviembre de 2018



INVERSIONISTA


Nueva ley de seguros genera sentimientos encontrados

Carolina Acuña [email protected] | Lunes 09 mayo, 2011



El rol de poder que juega el Conassif preocupa a algunos participantes del mercado
Nueva ley de seguros genera sentimientos encontrados
Reglas más claras para aseguradoras y asegurados estarán por venir

Tras cinco años de discusión, la nueva ley de contrato de seguros está casi lista para ser implementada, ya que cuenta con buen ambiente en el Congreso y ninguna traba constitucional. Estas nuevas reglas deberán ser implementadas seis meses después de su publicación.
Pero a pesar del consenso de los involucrados en cuanto a la necesidad de una innovada regulación, no todos coinciden en la manera como se proponen los cambios a los contratos ya existentes.
Uno de los puntos más controversiales es que la ley empodera al Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) para regular detalles muy puntuales de los contratos de seguros, potestad que antes no tenia (al menos tan detallada), dado que en un clima de monopolio era el Instituto Nacional de Seguros (INS) quien velaba por todos esos asuntos.
“Se le da una excesiva potestad reglamentaria al Conassif (que podrá prácticamente 'legislar' en torno al contrato de seguro) y un excesivo detalle en ciertos temas de carácter operativo que, antes que ayudar al desarrollo del mercado, bien podría entorpecerlo haciendo difícil o imposible la labor de las aseguradoras”, dijo Neftalí Garro, de BLP Abogados.
Algunas de las quejas van en torno al gran poder que tendrá Conassif para regular detalles muy concretos sobre las gestiones de cobros, plazos, pagos de reclamos, y otros asuntos muy operativos. Asimismo la potestad para requerir modificaciones de los acuerdos y definición de líneas, entre otros.
Ante lo anterior la Superintendecia General de Seguros manifestó que es contradictorio que por un lado se den quejas de excesivos detalles en la ley y por el otro se reclama dejar al Conassif el detalle a desarrollar en el reglamento. “Las referencias y potestades entregadas al Consejo son pocas”, manifestó Javier Cascante, superintendente.
Entre las ventajas de que sea Conassif el que dicte los cambios y la operativa es que no habría que pasar años en trámites legislativos para lograr las modificaciones necesarias para el mercado.
“Lo perfecto es difícil de conseguir. La ley como un conjunto cumple el objetivo de proteger a quien contrata el seguro, que es la razón de ser de las aseguradoras”, añade Guillermo Constenla, presidente ejecutivo del INS.
Otra de las objeciones versa sobre que cuando la ley fue escrita no se dio la participación formal de la empresa privada, ni realimentación alguna, dado el clima de monopolio donde no existían compañías de ese tipo en el país.
“Nos hizo falta plena participación en el proceso. Eso es una parte fundamental en la discusión de una ley”, dijo Alfredo Ramírez, gerente de Panamerican Life Insurance, quien además citó su preocupación por la falta de seguridad jurídica que podría generar la aplicación retroactiva de algunos puntos del contrato, a acuerdos ya firmados.
Pero al parecer, lo negativo es poco relevante para los usuarios dado que a favor de esta ley se cuenta que la estandarización de los contratos generará reglas mas claras, y una “cancha nivelada” para los asegurados a la hora de comprar y también para los agentes y comercializadoras a la hora de vender las pólizas.
“En términos generales le puedo decir que vemos con muy buenos ojos que por fin se haya aprobado la Ley Reguladora del Contrato de Seguros, ya que éramos regidos por una ley muy vieja, de 1922. Como todas las leyes, tiene puntos buenos, otros que se podrían mejorar y unos con los que no estamos de acuerdo, pero que respetamos y cumpliremos a cabalidad”, declaró Rodrigo Peralta, gerente comercial de la aseguradora ASSA.

Carolina Acuña
[email protected]