Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 15 Marzo, 2010



Otra jornada en que los tres equipos que están en la zona caliente del descenso logran sumar puntos, aunque sea uno cada uno, y Santos de Guápiles en la antesala, se queda en blanco.
Como lo hemos analizado en esta Nota, el pelotón tiene todas las ganas de tragarse al “puntero” y por lo menos San Carlos, que estaba a diez puntos de los guapileños al iniciarse el Torneo de Verano, ahora está a solo tres unidades de distancia.


Mucho ojo con Santos y que no repita la trágica historia de hace dos temporadas, cuando perdió amplia ventaja y fue descendido.
Los toros no pudieron mantener la racha de victorias en Pital, casi todas por la mínima diferencia; estuvieron a segundos de repetirla, pero Bryan Orué le “robó” el gol a Kenneth Vargas.
Los dos técnicos charrúas, Daniel Casas y Orlando de León, salieron satisfechos a medias; querían ganar pero los sucesos del juego, especialmente la temprana expulsión del “fenomenito”, José Sánchez, bien ubicado por “ojo de tigre” como delantero (fue goleador en segundas con la UCR), le cambió el ritmo al cotejo.
La Liga aplastó a unas Aguilas más sin alas que las que perdieron caminando y sin alma aquella semifinal de la temporada anterior con Brujas. Algo sucede a lo interno de la nómina más cara del fútbol nacional que en varias ocasiones, ni arranca (¿Sueldos?)
Los discípulos de Luis Roberto Sibaja juegan bonito y han contado con la capacidad y la suerte de meter goles tempraneros que ayudan muchísimo a acomodar los partidos.
Alejandro Sequeira con sus goles de cabeza, que los hace como combos, demuestra su capacidad y a la vez, la pésima marca de los defensores centrales. El fornido ariete, que no es alto, ni rápido, los madruga a todos en las alturas, un detalle táctico para analizar. Paté Centeno metió un golazo que…¡vaya milagro!, lo hizo sonreír.
Universidad negoció un empate en San Ramón para que todo en las orillas del sótano quedara igual; con el empate de San Carlos y este entre poetas y celestes, la parte baja no se movió.
Vibrante partido en el Valle, el mejor de la fecha con cinco anotaciones y volteretas al marcador, duelo por el tercer lugar del Grupo A, ahora a favor de los guerreros por mejor gol promedio.
Y en el Puerto, el campeón se colocó el chaleco salvavidas para no ahogarse y flotó y flotó hasta sobrevivir en blanco.

[email protected]