Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Jueves 18 Febrero, 2010



Dificilísimas resultaron las victorias de Alajuelense y Herediano sobre San Carlos y Santos respectivamente; apenas por la mínima y en los dos casos, en el último cuarto del encuentro.
A los discípulos de Luis Roberto Sibaja se los tragó el planteamiento táctico que implantó Daniel Casas, hasta que se presentó la llave que abrió la cerradura: Argenis Fernández.
A los de Luis Diego Arnáez los asfixió la presión; cuatro partidos sin conocer la victoria para una nómina como la florense son demasiados. El “Flaco” estaba en la cuerda floja y Oscar “Machillo” Ramírez en las gradas, mirando el partido al lado precisamente de Sibaja.
Conocedores de la honestidad y personalidad de Oscar, jamás vamos a pensar que fue al partido por si las moscas, pero, si Herediano no ganaba, Luis Diego probablemente caía y el “Macho” engrosaba la lista de candidatos a suplirlo.
El Herediano está en un dilema: no tiene delantera.
Se llenaron de mediocampistas talentosos, tanto que por ellos, en nuestros vaticinios ubicamos a los rojiamarillos como campeones nacionales del Verano, pero a la hora de la verdad, el buen fútbol de Cristian Blanco, José Carlos Cancela, Rafa Rodríguez, José Sánchez y Berny Solórzano que se lesionó en el juego inaugural contra Alajuelense, no ha alcanzado. A la espalda de ellos en marca y recuperación debieron lucirse Carlos Hernández, Félix Montoya, José Cubero y Bismarck Acosta.
Ninguno de los 12 clubes de la primera división, puede presentar una nómina de mediocampistas más fuerte y de aquí nace una interrogante táctica.
Fue un error gravísimo de la dirigencia florense desprenderse de Jorge Drovandi y dejarse a Patricio Gómez; suponemos que fue por dinero, pero el primero lució sus atestados de goleador en la campaña que dirigió Ragussa.
Ahora, al no encontrar la red la delantera actual, con Gómez, el novato Fernández, Rigoberto Jiménez (está lesionado McDonald), se fue Andy Herron, sentimos que Arnáez debe revolucionar la formación y adelantar como ariete a alguno de sus mediocampistas.
Si Mario Víquez es hoy el diez de Puntarenas; Roberto Mudarra el tres de Pérez Zeledón; igual José Cancela u otro volante, podría ser el nuevo “nueve” de los florenses.
La urgencia obliga a la innovación.

[email protected]