Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 1 Junio, 2015

En la página web del colega Everardo Herrera, el exministro de Seguridad Pública, Fernando Berrocal, aclara varios puntos referidos al caso de Eduardo Li. Para Berrocal, si el tico fue detenido es porque la Fiscalía de Nueva York tiene una prueba contundente contra él.
Punto 1: “el fraude electrónico, es una de las figuras penales de la legislación federal de los Estados Unidos, incorporada a todos los convenios internacionales de ese país y forma parte de los delitos perseguidos internacionalmente por la Interpol”.
Punto dos: “ese fraude consiste en la utilización ilícita de sistemas electrónicos dentro de los Estados Unidos, para cometer o consumar un delito. El delito es el traslado de esos fondos, supuestamente ilícitos, utilizando bancos estadounidenses”.
Punto tres: “el convenio entre los Estados Unidos y Suiza, contempla esta figura. Actualmente, los dineros que entran o salen de Suiza son escrupulosamente vigilados”.
Cuatro: “en el caso de Li no hay ningún procedimiento de extradición. Lo que hay es un procedimiento estrictamente policial de traslado de los presumiblemente delincuentes al territorio de los Estados Unidos, para ser sometidos a Tribunales de Justicia de ese país. Aunque el señor Li sea costarricense, nuestro país no tiene absolutamente nada que hacer, ni ante Suiza ni ante los Estados Unidos”.
Cinco: “tanto el FBI como la policía suiza se cubrió con una alerta roja paralela a la detención del señor Li. Este será trasladado a los Estados Unidos en las próximas horas. La audiencia ante un juez suizo es una formalidad”.
Seis: “Conclusiones: a) El posible delito se dio en los Estados Unidos. b) Los Estados Unidos tienen jurisdicción sobre el caso. c) La detención y la jurisdicción está garantizada por un Convenio Internacional entre los Estados Unidos y Suiza. d) Costa Rica no tiene nada que hacer en el caso. e) Los Tratados Internacionales tienen fuerza superior a las leyes nacionales y, en consecuencia, las autoridades policiales suizas están totalmente cubiertas. d) Si no hubiera detenido al señor Li la policía suiza, lo habría detenido la Interpol en otro aeropuerto”.
Siete: “al señor Li lo protege el principio universal de inocencia, pero tendrá que demostrarlo en un Tribunal de Justicia en los Estados Unidos, país al que será inevitablemente trasladado en los próximos días. Ningún abogado, ni suizo ni costarricense, podrá lograr que lo suelten o que lo extraditen a Costa Rica”.

[email protected]