Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 26 Enero, 2015

Qué se ponga vivo don Eduardo Li, porque supuestamente le están construyendo un aserradero por el lado de Heredia.
Parece que un “dirigente” con antecedentes judiciales, sin valores y sin escrúpulos a la hora de amarres, pactos y negociaciones, ya fue fichado y bien pagado para que se encargue del juego sucio entre los interesados.
Por ahora, lo dejamos por ahí.
Cambiando de tema, me da por comparar lo sucedido en la conversación de amigos entre Ana Lorena Brenes y Daniel Soley mientras se tomaban un cafecito, con lo acontecido entre Jorge Luis Pinto, Paulo César Wanchope y el resto de la delegación durante el Mundial en Brasil.
¡Se pueden interpretar tantas cosas a la hora de largas conversaciones!
Y, desde luego que una prensa interesada en inflar los acontecimientos se puede encargar del resto.
La más insignificante sugerencia puede interpretarse como un eventual chantaje, ofrecimiento u orden. Una conversación discreta entre el jefe y el subordinado, un tercero la interpreta como traición.
Una broma racista mal calculada se enfila por la ruta incorrecta y una simple llamada de atención se interpreta como violación de privacidad.
Dadas la declaraciones de la señora procuradora Brenes y del señor exviceministro Soley, quien por cierto estuvo o está vinculado a las esferas deportivas cuando se tituló como agente FIFA de jugadores (no estamos seguros si logró la acreditación), no es difícil interpretar que una conversación de amigos, tan sana e inocente que se trasladó de un salón oficial a una mesa de café sampedrana, no fue comprendida por una de las partes.
Estoy totalmente seguro, a pesar de no haber estado presente, que a lo largo del periplo de la Selección Nacional por Brasil, diferentes encuentros entre el director técnico con jugadores y dirigentes fueron interpretados de forma distinta, según el respectivo interés de las partes.
Lamentablemente, el fútbol costarricense hoy ayuno de un técnico de renombre dejó escapar la posibilidad de seguir el proceso y una nueva eliminatoria hacia Rusia 18, con el quinto mejor director técnico del mundo.
Ojalá que a nivel político, no dejemos escapar también a una funcionaria con los atributos profesionales de la señora Brenes y tampoco que se linche políticamente a un hombre probo y de honorable familia como don Daniel.
Necesitamos de sabiduría para saber interpretar lo que se conversó entre yodo y yodito.

[email protected]