Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 11 Noviembre, 2014

Julio Kierszenson, gran amigo, cada vez que viajo a Cleveland a ver jugar a los Indios me pregunta: ¿qué hay en Cleveland, qué vas a hacer ahí, a quién se le ocurre viajar a esa ciudad? ¡Yo jamás iría!, me agrega sonriente.
Bueno, Cleveland es una ciudad tranquila y hermosa, orgullosa de su hospital, de los mejores del mundo; de su orquesta sinfónica, de las mejores del planeta y del museo del rock and roll, sencillamente espectacular.
Pero, los habitantes de Cleveland se sienten desmotivados y frustrados por los eternos fracasos de sus tres máximas representaciones deportivas, hazmerreír de la nación: los Browns en la NFL; Cavaliers en la NBA y los Indios en las Grandes Ligas.
Cleveland suma 66 años de no saborear un título; la Tribu fue campeona del mundo en 1948 y pare de contar.
Sin embargo, nuevos aires corren en la ciudad para las temporadas 2014-2015.
En este momento, los Browns ocupan el primer lugar de la División Norte de la NFL con seis triunfos y tres derrotas, han amarrado tres victorias seguidas, la última sensacional con las Bengalas de Cincinnati 24-3. Fue la primera ocasión desde 1986 en que se enfrentaron dos divisas del estado de Ohio dentro de la NFL.
En cuanto a los Cavaliers, el regreso del Rey al equipo, tiene vuelta loca a la ciudad; el domingo pasado LeBron James se reivindicó de un mal comienzo de temporada y los Cavs derrotaron a domicilio 101-110 a los Nuggets de Denver. Gran juego del ala-pivot Kevin Love y del base Kyrie Irving que empiezan a complementarse, después de que sus egos personales hicieron fracasar a los Cavs en tres de sus primeros cuatro partidos. Cada uno jugaba por su propia cuenta y nada de conjunto. Todo Cleveland confía en que los Cavaliers le darán la primera corona a la ciudad desde el 48.
Y en cuanto a los Indios, solo buenas noticias; renovó el piloto Tito Francona hasta 2018, después de dos temporadas con registro ganador.
Dos jugadores de la novena, el receptor brasileño Yan Gómez y el jardinero izquierdo, Michael Brantley ganaron esta campaña bate de plata, los mejores de su posición: Brantley es uno de los tres candidatos a Jugador Más Valioso de Temporada y el lanzador indígena Corey Kluber es el principal candidato a ganar el Cy Young de la campaña. La Tribu pinta fuerte para 2015 y Cleveland está efervescente ante el repunte de sus tres divisas representativas.

[email protected]