Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 24 Mayo, 2014

¡Qué complicado es controlar los sentimientos!
De un furibundo y apasionado seguidor de Argentina, de pronto no siento absolutamente nada por ella.
¿El responsable?: Diego Armando Maradona.
Su comportamiento y verbo vulgar fuera de la cancha, me aniquilaron la afición al seleccionado albiceleste. De pronto juega Argentina y Tano no siente nada. Me ha sucedido en varias disciplinas y con clubes y atletas individuales.
Toda mi vida he sido anti Real Madrid y anti Barcelona, lo he escrito mil veces: mi equipo en España es el Osasuna de Pamplona y entre los grandes, el Atlético de Madrid.
Sin embargo, mis sentimientos dan un giro que no tiene explicación lógica y deseo que la final de esta Champions la gane el club merengue.
Me parece, cuando trato de explicar esta contradicción interna, que todo viene por la ruta de Carlo Ancelotti y su sangre italiana.
Si la final en disputa de la “Orejona” hubiese sido la temporada anterior, con José Mourinho al frente de la Casablanca y con el mismo rival, el Atlético de Madrid, me hubiera apuntado con todas las fuerzas de mi alma al triunfo de los colchoneros.
Este sábado quiero que triunfe el Real Madrid; por Carletto, por Iker, por Ramos, incluso por Cristiano Ronaldo, al que he empezado a valorar como ser humano, cuando trascienden sus obras caritativas y benéficas y sus aportes económicos generosos canalizados a través del anonimato.
Admirador que soy de Diego Simeone, al igual que millones de habitantes del universo fútbol, la lógica dictaba que mi corazón tenía que estar volcado al triunfo del Atlético de Madrid sobre el Real, pero “adentro” hoy siento otra cosa que no puedo explicar.
Podría ser que en mi inconsciente se haya instalado la conducta del “pobrecito” y que piense que como el Aleti acaba de ganar el título de campeón, debe estar satisfecho por tan enorme logro, mientras que “los pobrecitos” del Real Madrid hace años que andan tras la conquista de “La Décima”.
Cierro con un mensaje del veterano periodista José María Penabad sobre esta final: “colegas: un consejo para la hora de titular la final At. Madrid vs Real Madrid.
No es una final madridista, es una final madrileña.
Madridistas, se les dice, exclusivamente, a los seguidores del equipo merengue, o sea Real Madrid.
A los nacidos o residentes en la capital de España se les denomina MADRILEÑOS, y tanto el Real como el Aleti son vecinos de Madrid. Por tanto es una final madrileña no madridista”.

[email protected]