Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 7 Octubre, 2013

Ninguno de los tres grandes que habitan en la cúspide del Torneo de Invierno aflojaron en la jornada de ayer y con victorias del Saprissa, Herediano y Alajuelense la parte alta de la tabla no se movió, luego de que en los partidos de mitad de semana, los rojinegros sí se tambalearon al caer frente a Carmelita.
Una nueva derrota de las huestes de Óscar Ramírez hubiera resultado caótica, pero lograron tranquilizar el entorno y no mantenerse muy lejos de los punteros, Saprissa y Herediano que parecen mantener un duelo aparte por el liderazgo.


Con una Cueva a reventar como esplendoroso escenario, el Saprissa dio cuenta de una Universidad que despertó ofensivamente demasiado tarde, cuando ya tenía tres balones en sus redes, solo para demostrar que tiene equipo como para jugar más al ataque, pues en muchos minutos del juego fue superior a los morados. Saprissa continúa invicto, juega bonito, mete goles y el saprissismo es pura fiesta.
Al acecho, como en carrera de Fórmula Uno, se presenta un Herediano sobrado y completísimo, con una nómina lujosa de hasta tres estrellas locales por puesto, que ayer apaleó a Puntarenas y ahora espera cumplir con uno de sus partidos pendientes, el próximo miércoles con Cartaginés para, de ganarlo, atrapar la cima y bajar a los morados al segundo lugar, una posición de lujo pero inusual para los muchachos de Rónald González esta campaña.
En un partido de seis puntos, Cartaginés y Carmelita empataron a un gol en el Fello Meza, gracias a un gol dramático en el cierre de Paolo Jiménez. Si los discípulos de Guilherme Farinha, hubieran sostenido la ventaja, habrían amanecido con 17 puntos en la tabla y alcanzado precisamente al Cartaginés, eso sí, los brumosos con dos juegos menos.
Aritméticamente se puede afirmar que el cuarto lugar que clasifica a la segunda fase, es hoy propiedad, para variar, del Cartaginés.
En la parte baja de la clasificación lo más sorprendente fue la goleada que el Uruguay le propinó al Santos en su propio patio. Ese 3-0 no se lo esperaba nadie y le cayó de perlas a los isidreños para ubicarse en la nuca de Santos y Limón, dos equipos que perdieron ayer y se meten en zona de descenso.
Belén viene como hormiguita arañando puntos; ayer rescató uno en Pérez Zeledón, lo que le permite no derrumbarse en el sótano y tener en la mira de su escopeta por lo menos a otros tres equipos en zona conflictiva.

[email protected]