Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Lunes 1 Abril, 2013

Pasar del quinto al tercer lugar no es un mal trato y si en ese convenio se agregan las derrotas de los rivales más pintados el negocio resulta completo.
Esto le sucedió al Alajuelense este fin de semana; el sábado por la noche derrotó a Carmelita 4-1 y quedó a la espera de los acontecimientos de ayer domingo.


Antes de doblegar a sus “amigos” del Barrio, los campeones ocupaban el quinto puesto de la clasificación general que excluye de las rondas semifinales.
Se presentó la jornada dominical y el Saprissa, ocupante del segundo puesto mordió el polvo con Uruguay de Coronado; Pérez Zeledón que estaba tercero empató en Limón y el subcampeón Herediano, inquilino de la cuarta casilla cayó en el Fello Meza.
¡Negocio redondo para la Liga!
Pero no solo para los manudos.
Otro club que dio un golpe de efecto y de timón fue el líder Cartaginés, que en casa volvió a vencer al Herediano, uno de sus eventuales rivales a la hora de la verdad, cuando se disputan coronas y títulos, al que doblegó 2-1 en su patio.
Al dejar puntos regados tres de los cuatro clubes que estaban en zona de clasificación, los discípulos de Javier Delgado apretaron el acelerador y ahora están ocho puntos arriba del Saprissa, una ventaja cómoda que le permite a los brumosos soñar más en serio por el gallardete, pues parece ser que van a cerrar como locales los partidos trascendentales del torneo.
En su momento, cuando el equipo de la Vieja Metrópoli perdió el invicto y dejó escapar algunas unidades con una serie de empates y otra derrota, en esta Nota manifestamos que las huestes del “Sheriff” no se quebrarían como lo anunciaron otros agoreros, porque es un equipo bien trabajado y con excelente nómina. Repasen que ayer no jugaron tres de sus principales figuras: Eduardo Valverde, Paolo Jiménez y Randall Brenes y la formación titular no desentonó. Fue muy agradable ver otra vez en rol estelar a Pablo Brenes y confirmar la técnica tan exquisita de Leandro Silva un relevo de lujo en el equipo.
En zona caliente, Puntarenas liquidó a San Carlos con un resultado contundente de 3-0, que sin duda puede bajarle la moral a los toros en lo poco que resta de temporada. Era un partido de seis puntos y el Puerto lo que hizo fue probar que con el talento que suma en sus filas, ya anotado en esta Nota desde la etapa de Macho Mora, no debería estar metido en situación tan precaria.

[email protected]