Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Viernes 1 Septiembre, 2017

Indios barren a los Bombarderos

Nueva York.
Los Yanquis de Nueva York fueron barridos por los Indios de Cleveland en una serie de tres juegos en el Yankee Stadium.
La Tribu, que pasa un gran momento como líder de la División Central de la Liga Americana va en ruta directa a la postemporada, mientras que los apagados Bombarderos del Bronx se metieron en dificultades, pues estas tres derrotas en fila los alejaron a la hora de escribir esta Nota a 5.5 juegos de los Medias Rojas de Boston, con los que iniciaron una serie clave de cuatro juegos que finaliza el domingo.


Si los Mulos de Manhattan no reaccionan, podrían perder incluso una cómoda ventaja que tenían como comodines, porque ahora tienen a los Gemelos como candidatos a enfrentarlos en ese único juego del “wild card”, pero se acercaron los Angelinos, a solo 1.5 juegos de los neoyorquinos.
Como fanático de los Indios lógicamente que disfruté de este manjar que me regaló el equipo. Tres victorias 6-2, 2-1 y 9-4, con fiesta de jonrones pues la sacaron del parque José Ramírez dos veces, Francisco Lindor, Edwin Encarnación, Austin Jackson y Yan Gómez. Victorias de los lanzadores abridores Cory Kluber, Trevor Bauer y el novato Ray Merrit.
Lógicamente que aproveché para sacarme el clavo de tantas derrotas anteriores en Nueva York, con mis compañeros de viaje y furibundos yanquistas, Renato Mirabelli, Fabio Pérez, Manuel Bolaños, Gerardo Lizano, Santiago y Chicho Bonilla y Mario Zeledón. En esta ocasión se apuntaron con La Tribu los otros viajeros, Osvaldo y Leonardo Pandolfo y Flavio Casalvolone.
Terminada la serie entre Yanquis e Indios, ayer nos trasladamos al estadio Arthur Ashe a presenciar la jornada matutina del US Open, cuarto Grand Slam de la temporada, que en la rama femenina ha tenido muchas sorpresas, como fueron las eliminaciones en primera ronda de Simona Halep y Angelique Kerber. La mediática María Sharapova ya está en tercera ronda.
Tremendo susto para Roger Federer en la primera jornada, que tuvo que irse a cinco sets, ante el joven estadounidense Francés Tiafoe.
Y esta tarde la comitiva de amigos se traslada al Red Bull, con la esperanza de que la Selección Nacional pesque algo en las turbulentas aguas que le esperan del mar estadounidense. Todo pinta a que Óscar Ramírez va por el empate. Si se logra, todos satisfechos.
Y, si se gana…bueno: fiesta en las agencias de viajes criollas, porque medio país se marcha a Rusia.

[email protected]