Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Martes 24 Enero, 2017

Debacle en UNCAF puede comprometer la hexagonal

El fracaso en la UNCAF puede tener graves consecuencias para la Selección Nacional cuando se reanude la hexagonal.
Podemos pensar que Costa Rica tiene dos selecciones distintas: la que juega la eliminatoria y la que se hundió en Panamá, pero no es así.
La Selección Nacional es una sola, es la que representa al fútbol costarricense y es la que le cedió el título del área a su similar de Honduras, el nuevo campeón del fútbol centroamericano, que nos va a recibir el 28 de marzo con una mentalidad diferente, motivado al tope, con el incómodo y capaz Jorge Luis Pinto al frente, dispuesto a pasarle de nuevo y en corto plazo por encima al seleccionado nacional.
Aquí no cuenta que Costa Rica y Honduras empataron su partido en la UNCAF; lo que suma es que el anfitrión campeonizó y la visita se hundió en el certamen centroamericano, tan deslucido, gris y mal organizado como el trabajo mediocre del equipo de Óscar Ramírez.
Y sin pecar de negativos, que no se nos olvide que antes de jugar contra Honduras, está el tercer juego de la hexagonal frente a México, otro seleccionado cuyo entorno se frota las manos por la debacle de la Tricolor en Panamá.
El desastroso desempeño de Costa Rica en UNCAF pesa; sería craso error minimizarlo y peor aún creer que basta la presencia de Navas, Gamboa, Pipo, Celso, Ruiz, Bolaños, Campbell y Ureña para que todo cambie por arte de magia.
México es México y Honduras se nos montó en la UNCAF; estamos enfrente y de cara a la posibilidad de un par de derrotas seguidas en la hexagonal, lo que complicaría la ruta a Rusia 18.
Y si no, proyectemos el futuro al revés.
¿Cómo se presentarían a los ojos de la prensa deportiva del área, este par de partidos en México y Honduras, con una Costa Rica nuevamente campeona de UNCAF a pesar de la ausencia de sus mejores figuras?
El entorno, el ambiente, los pronósticos y la mentalidad serían muy diferentes.
Aparte del ridículo de nuestro seleccionado, esta Copa UNCAF debe ir a revisión; a replanteamiento; está atravesada en los campeonatos, se juega sin respetar horarios y el costo-beneficio para los clubes que aportaron jugadores a sus seleccionados, por ejemplo los ticos, es negativo.
No tiene lógica ni sentido, por ejemplo, que un equipo como Herediano tenga que ceder a siete de sus jugadores para que compitan en este mamarracho de torneo.
[email protected]