Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Miércoles 18 Enero, 2017

Prensa española infló crónicas contra Keylor

Nos parece que la prensa deportiva española le cargó exageradamente la responsabilidad de la derrota del Real Madrid ante el Sevilla a Keylor Navas.
Desde luego que influyeron para inflar ese globo que desaprobó el trabajo del excelente portero costarricense, el entorno y la circunstancia de ese segundo gol de los sevillanos, por lo que significó para el club merengue, que vio cortada de tajo y en tiempo de descuento, su racha de cuarenta juegos sin conocer la derrota.


Si ese remate de Jovetic, apenas desviado por el portero de la Selección Nacional y que se convirtió en el gol del triunfo sevillano, se produce en otro partido cualquiera y no corta la racha del invicto madridista, los detractores de Keylor, que sobran incluso dentro de la Casa Blanca, no hubiera construido tanto alboroto.
Desde luego que Florentino Pérez, el enemigo número uno del portero costarricense, se frota las manos y se guinda como garrapata de los comentarios negativos de los diarios españoles, para volver a mover los hilos que buscan quitarle al costarricense la titularidad en el equipo merengue.
Disculpen que por un segundo no escriba de fútbol, pero el peor pecado que tiene Keylor Navas como integrante del mediático Real Madrid es no ser guapo. Desde que Florentino (vaya nombrecito) es presidente del club, la separación de grandes futbolistas por su apariencia física es extensa, empezando por el grandioso mediocampista Makelele, repleto de fútbol, pero que nunca fue del agrado de Pérez por su color de piel.
Antes de que Sergio Ramos decidiera en esta ocasión meter uno de sus golazos de cabeza, con los que acostumbra definir partidos en dramáticos cierres, solo que lo hizo en esta ocasión en propia puerta, Keylor Navas evitó el 1-0 a favor del Sevilla con un paradón espectacular a remate a bocajarro del galo Ben Yedder.
Bien pudo triunfar el Sevilla 1-0 si Keylor no evita la conquista, pero luego que Cristiano anotó el penal, el juego número 41 sin perder, el más largo que registra el campeonato español se puso a tiro para los merengues, hasta que cayeron los dos goles sevillanos.
Entonces, por lo que este par de goles significaron, lo que decidieron y lo que cortaron, se infló la información y todas las pulgas se le pegaron injustamente a nuestro compatriota.
[email protected]