Gaetano Pandolfo

Gaetano Pandolfo

Enviar
Sábado 6 Diciembre, 2008

NOTA DE TANO


Para seguir con San Carlos, el equipo de moda, durante la pretemporada se pensó que uno de sus puntos débiles era la portería.
Román Arrieta, quien fue titular la temporada anterior no figuraba en los planes y los toros nos anunciaron a Ronny Fernández, Geovanny Barboza y Guillermo Camacho para tan delicada posición. Ronny tenía su trayectoria, pero no era un “grande”.
Conforme avanzó la campaña el pequeño guardameta se fue creciendo, se consolidó y terminó como uno de los puntos vitales del engranaje norteño, luciéndose el pasado miércoles con paradón a Paolo Jiménez y el penal que le rechazó a Daniel para amarrar la clasificación de su equipo.
En nuestra Nota del viernes analizamos las bondades técnicas y tácticas de Víctor Portuguez, César Céspedes y Alvaro Sánchez y el poder defensivo de Luis Peña, Carlos Picado y Eddie Monguío.
Sabemos que Carlos Clark es el futbolista más cotizado de San Carlos, de manera que con Ronny, sumamos ocho posiciones de peso en el equipo. Restan el volante de marca y capitán, Carlos Acosta, lúcido desde su época universitaria y el binomio de ataque que cerró la temporada, Luis Jair Arroyo y Johnny Woodly, potentes y rápidos pivotes. Estamos enfrente de una nómina que merece respeto, porque incluso, si le damos un vistazo a “la reserva”, Juan Carlos puede darse el lujo de poner a jugar a futbolistas talentosos como Berny Solórzano, el otro atacante, Marco Mena, el creativo Víctor Abelenda, Leonardo Moreira, los defensores Mario Bello y Reynaldo Parks, en fin, mano de obra de primera.
Como periodistas de Meseta Central, lastimosamente descubrimos a estos norteños al cierre de temporada; los vimos jugar dos veces seguidas y nos encantaron. Tienen todo, absolutamente todo para eliminar a la Liga, un rival que si quiere vencerlos, tendrá que jugar cuatro o cinco veces mejor que Herediano y Brujas, el primero muy endeble y el segundo –como es usual—, desordenado en su alineación, ambos corneados en las plazoletas de los toros.
En la otra serie, no hubo forma de que se enfrentaran Pérez Zeledón y Liberia, lo harán este domingo por la tarde, la ida terminó empatada 2-2 y aunque los guerreros cierran en casa y son favoritos, tenemos la impresión de que la serie está completamente abierta, va empatada en su primer tiempo, falta el segundo y sentimos que los liberianos están totalmente capacitados para dar la sorpresa en el Valle.
Si los anfitriones no se quieren llevar un bombazo en casa, urgen de un partido muy agresivo, ofensivo, volcado en ataque de su plantel y por ahí nos preocupa que don Carlos Restrepo ordene uno de sus planteamientos preferidos, repletos de orden táctico, pasivos, sin picante que para esta ocasión no conviene.
Si Pérez Zeledón no entra a jugar y no juega como lo hizo San Carlos contra Brujas en Ciudad Quesada, tromba y furia desde el principio, puede perder el partido ante Liberia.

[email protected]