No entrar en pánico por China es el mejor consejo financiero
El mejor pronosticador de la economía de China en los últimos dos años, según Bloomberg Rankings, dice que no hay que temer a la desaceleración del gigante asiático. Bloomberg/La República
Enviar

 El crecimiento de China se apresta a desacelerarse este trimestre y el camino por delante será accidentado. Pero no hay que entrar en pánico, dice el analista más acertado en cuanto a la economía del gigante asiático.
El crecimiento bajará hasta el 6,7% en los tres primeros meses de este año dado que los servicios financieros contribuyen menos a la expansión que un año atrás y en razón de que las medidas de política introducidas para sostener el crecimiento fueron disminuyendo respecto del último trimestre de 2015, dice Song Yu, economista principal para China de Goldman Sachs con sede en Pekín y el mejor pronosticador global en relación a la economía de China en los dos últimos años, según los Bloomberg Rankings.


Aunque en 2016 el crecimiento anual caerá hasta un 6,4% en la medida que los salarios, el empleo y el consumo se verán “golpeados”, Song dice que no tiene una posición negativa respecto de las perspectivas económicas de China y rechaza las predicciones agoreras de un próximo colapso.
“Hay personas que plantean argumentos extremos diciendo que toda la maquinaria no funciona”, dijo Song. “No es lo que vemos nosotros. En general, el avión avanza en la dirección que debe y en líneas generales está bajo control”.
Los decidores de la política han intensificado el respaldo a la economía en tanto el banco central dirigió más hacia abajo las tasas de interés este jueves proponiendo reducir el costo de financiamiento a mediano plazo que cobra a los prestamistas, según una persona con conocimiento directo del tema.
La principal agencia de planeamiento del país también ha puesto más dinero disponible para proyectos de infraestructura locales.
Datos publicados ayer ilustran el margen para una flexibilización de la política, dado que la deflación en las fábricas del país se amplió durante un récord de 47 meses consecutivos en enero.
La inflación en los precios al consumidor subió, encabezada por los costos de los alimentos en vísperas del receso de toda la semana del Nuevo Año Lunar.
Las cifras publicadas el lunes pusieron en evidencia los retos que enfrenta el país que más comercia en el mundo, en tanto las importaciones se desplomaron 18,8% en enero respecto del mismo período el año anterior en dólares estadounidenses y las exportaciones cayeron un 11,2%.
La trayectoria descendente del crecimiento continuará en los dos próximos años, pero no hay razones para entrar en pánico dado que los decidores de la política cuentan con un amplio margen para respaldar el crecimiento y pueden, a la vez, liberar nuevos motores de crecimiento, dijo.
 

 

 


Ver comentarios