Enviar
Con Sumo
No compre en “automático”

Carmen Juncos
[email protected]

Hoy casi todo el país habla del resultado de las elecciones de ayer pero esta columna fue escrita antes de conocerlo. Más allá de ese resultado, le invito a emprender cuatro años bajo una nueva administración, reflexionando en que, como consumidores, todo sigue siendo responsabilidad personal. Usted manda.

¿Cómo hacerlo? El solo hecho de que se lo pregunte es interesante porque el mismo poder que tuvo cuando emitió su voto ayer lo tiene, de alguna manera y salvando las diferencias, cada vez que visita un supermercado o una tienda para adquirir productos. Sus decisiones cuentan.

Si lo hace de forma mecánica, en “automático”, sin pensar en las ventajas o desventajas que traen sus actos, quedará expuesto (a) a los resultados. Si en cambio analiza qué productos compra y por qué, tendrá un mayor poder de influir en los resultados. Y estos tienen que ver con su economía, su salud y muchas otras cosas, además de impactar en la economía nacional.

Revisar las etiquetas, calidad de los ingredientes, precios, comprar más o menos cantidad de productos frescos o elaborados, hacerlo siempre en los mismos sitios o explorar alternativas son apenas algunas de las cosas que puede analizar y decidir.

Vale la pena. Aventúrese a formar parte de un nuevo tipo de consumidor que, adoptando los mejores hábitos mejore su vida y la del país. Y parte de la responsabilidad de consumir es la de desechar correctamente la basura que se genera. Y esto no es solo responsabilidad de los gobernantes. Unase a la corriente de consumidores responsables.
Ver comentarios