Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



GLOBAL


Netanyahu firme sobre acuerdo de paz

Redacción La República [email protected] | Miércoles 25 mayo, 2011



Netanyahu firme sobre acuerdo de paz
El líder israelí aseguró disposición a realizar concesiones dolorosas para alcanzar la paz con los palestinos

Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, aseguró este martes en Washington que está dispuesto a hacer compromisos por la paz, que incluyen negociar nuevas fronteras en Cisjordania, pero se negó a retroceder a las “fronteras indefendibles” de 1967.
“La delineación precisa debe ser negociada. Seremos muy generosos en el tamaño de un futuro Estado Palestino(...) Los palestinos alrededor del mundo deberían tener derecho a inmigrar, si así lo deciden, a un Estado Palestino. Esto significa que el problema de los refugiados palestinos se resolverá fuera de las fronteras de Israel”, afirmó Netanyahu.
En un discurso ante las dos cámaras del Congreso estadounidense, el jefe de gobierno israelí se mostró además contrario a dividir Jerusalén e insistió en que esta ciudad debe ser la capital del Estado judío.
“En cuanto a Jerusalén, solo una democracia como Israel ha protegido la libertad de culto de todas las fes en es la ciudad. Jerusalén no debe nunca más ser dividida. Jerusalén debe permanecer como la capital unida de Israel. Yo sé que este es un problema difícil para los palestinos. Pero creo que con creatividad y buena voluntad se pueden encontrar soluciones”, afirmó el primer ministro israelí.
Tras enfatizar los “dramáticos cambios demográficos” que ha sufrido Cisjordania tras la ocupación por Israel en 1967, Netanyahu afirmó que “cualquier acuerdo sobre las fronteras (con un Estado palestino) sería diferente a las fronteras de 1967”.
Netanyahu se refería a los cerca de 300 mil colonos israelíes que viven actualmente en Cisjordania, algunos de ellos en grandes bloques de asentamientos que Israel reivindica mantener bajo su soberanía tras la posible creación de un Estado palestino.
“Estoy dispuesto a hacer dolorosos compromisos para lograr esta paz histórica (...) y eso no es fácil para mí, porque reconozco que para una paz genuina tendremos que desistir de partes de nuestra tierra judía ancestral”, señaló.
Por otra parte negó que las trabas históricas a lograr un acuerdo de paz palestino-israelí se deban al Estado judío. El problema no es que Israel no quiera un Estado palestino sino que la contraparte no ha estado hasta ahora dispuesta a aceptar un Estado palestino si eso significaba aceptar un Estado judío a su lado, afirmó.
“Nuestro conflicto nunca fue sobre el establecimiento de un Estado palestino, sino sobre la existencia de un Estado judío”, aseveró. En este sentido, llamó al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, a aceptar públicamente la existencia del Estado judío.

Washington
EFE