Logo La República

Miércoles, 28 de febrero de 2024



ÚLTIMA HORA


"Nadie decide ser trans solo para ganar en el deporte": Seleccionado Nacional de esgrima

Walter Herrera wherrera@larepublica.net | Miércoles 23 marzo, 2022 05:00 p. m.


gay esgrima transgénero
Bradley Johnston, seleccionado nacional de esgrima. Archivo/La República


“Nadie decide ser trans solo para ganar en el deporte. Ese proceso viene cargado de muchísimo peso en una sociedad como la de hoy, donde hay muchos comentarios en contra, los cuales vienen cargados de un gran desconocimiento de lo que viven las personas trans día a día”, redactó Bradley Johnston, esgrimista costarricense en sus redes sociales tras la polémica en los últimos días sobre la participación de atletas transgénero en deportes.

El caso mediático más reciente fue el de Lia Thomas, una mujer transexual que compite en la categoría femenina y donde recientemente ganó oro en una de las pruebas en las que participó. Si bien no ganó en todas las categorías, fue blanco de discriminación y de una discusión sobre la participación de estas mujeres en el deporte.

Lea más: "Es un irrespeto que Lia Thomas compita contra las nadadoras biológicamente mujeres"

"En el deporte nunca se compite en igualdad de condiciones, ya que no hay dos cuerpos iguales, así como las condiciones socioeconómicas de las personas atletas son distintas y el acceso a preparación de calidad es diferente dependiendo de la comunidad en donde se vive. Basta con comparar las condiciones en las que entrenábamos y competíamos las y los atletas costarricenses hace 15 años con los accesos a equipos multidisciplinarios con los que contamos hoy en día (al menos en la GAM). Lo que sí es igual es la lucha que vemos en deportistas, sus aspiraciones, esfuerzo por superarse día a día y el liderazgo en sus comunidades", aseguró.

Para Johnston, el deporte tiene una deuda histórica con la comunidad LGBTIQ+.

Lea más: Nadadora trans gana oro en Estados Unidos y recibe fuertes insultos y discriminación

"Es un grupo poblacional importante que ha tenido que buscar otros espacios para desenvolverse en sociedad y mostrar sus capacidades. El respeto a la identidad de género en el deporte es un paso adelante en invitar más personas a la mesa y no un intento de reemplazar unas por otras, sino que la mesa se ha hecho más grande con cabida para todos y todas", indicó.

El caso de Laurel Hubbard también fue mediático, se convirtió en la primera atleta transgénero elegida para competir en unos Juegos Olímpicos, eme la disciplina de halterofilia.

Sin embargo, su rendimiento no fue el esperado, al no clasificar a la final y quedarse fuera del podio.

"El deporte femenino tiene multiples obstáculos para llegar a tener mayor equidad de condiciones con respecto a la rama masculina, pero la inclusión de mujeres trans no es una de ellas", concluyó.


NOTAS RELACIONADAS








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.