Murray apenas se despeinó
Enviar
Murray apenas se despeinó
Escocés tuvo un sencillo debut en Nueva York, al igual que Maria Sharapova

La ruta de los favoritos en el Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam del año, arrancó y como es de esperarse sin mayores sobresaltos, tal fue el caso del británico Andy Murray, sembrado número tres del torneo, quien venció sin complicaciones al ruso Alex Bogomolov Jr. por 6-2, 6-4 y 6-1 en la cancha central del estadio Arthur Ashe, para visar su pase a la segunda ronda.
Con un tenis sencillo, que supo recuperarse de un inicio confuso, al perder los dos primeros saques, el ganador del oro en Londres 2012 apretó clavijas, corrigió sobre la marcha y se enrumbó hacia una victoria que jamás estuvo en duda, una vez que se montó sobre su ritmo.

Un gane contundente en el inicio, sirve para tomar confianza, luchar contra las estadísticas y emprender tres pasos para cambiar la historia: regresar a la final por primera vez desde 2008 en el Abierto estadounidense, la cual sería la vía necesaria para ganar su ansiado Majors, esquivo para tenistas británicos desde 1936 y así golpear el ranking y ascender al podio de la ATP.
La actual cita norteamericana, reviste un elemento diferente para Murray, dado que viene precedida de lo que él mismo calificó como el logro más grande de su carrera; la presea dorada en Londres, por lo que ahora la presión marchará de su lado, situación más cercana para otros como Roger Federer, Novak Djokovic o el ausente Rafael Nadal.
“Han pasado unas cuantas semanas desde Wimbledon y los Juegos. Lo que me han dado esos resultados es confianza. Tenía que asegurarme de trabajar duro después de lograr todo eso. Tenía que asegurarme de mantener los pies en el suelo, de intentar mejorar. Estoy listo” , destacó “Corazón Valiente”, como es conocido entre sus fanáticos.
Por otro lado, el público local tuvo su primer alegría con el estadounidense James Blake, quien llegó a la segunda ronda luego de despachar al eslovaco Lukas Lacko por 7-5, 6-2, 3-6 y 6-3. El ex top ten llegó a los cuartos en las ediciones de 2005 y 2006, por lo que vuelve por sus fueros.
En el marco del favoritismo, la rama femenina tampoco dio sorpresas, la rusa Maria Sharapova (3) derrotó a la húngara Melinda Czink con pizarra de doble 6-2, en la cancha principal, para resolver su cotejo en menos de una hora.
Número tres del mundo, “Masha” intenta retomar la punta de la WTA, perdida en julio en Wimbledon, la cual alcanzó luego de ganar Roland Garros en mayo. La postal de Sharapova en tierra americana con su primer Majors a los 17 años en 2006, es indeleble en la historia del deporte.
En otro orden, la australiana Samantha Stosur inició la defensa de su título logrado en 2011 con dos parciales de 6-1, tras demoler a la croata Petra Martic. Lejos de su irregular rendimiento en este año, la campeona lució un tenis imponente y se mostró como una seria candidata a revalidar la corona.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios