Municipios piden a gobierno que busque préstamo por crisis en vías cantonales
Enviar

La tormenta tropical Nate dejó daños en infraestructura valorados en unos ¢31 mil millones, tanto en vías nacionales, como cantonales.

Sin embargo, el mayor impacto del fenómeno meteorológico lo sintieron los caminos vecinales, que ya de por sí se encontraban en situación de vulnerabilidad antes de la emergencia de octubre.

Ante esta situación, la Unión Nacional de Gobiernos Locales (UNGL) ha pedido al gobierno que gestione ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la segunda parte de un préstamo establecido en unos $140 millones para el MOPT y así, ofrecer el dinero a los 38 municipalidades más afectadas.

Básicamente, se trata de las alcaldías de Guanacaste y la Zona de Los Santos, entre otros puntos.

“Los recursos que ya nos asignan por medio de la Ley 9329 no son suficientes para atender los problemas en infraestructura, ya que previamente había grandes carencias en las vías cantonales, ahora bien, con los estragos que generó la tormenta tropical Nate, ya tenemos daños por más de ¢31 mil millones adicionales”, dijo Karen Porras, directora ejecutiva de la UNGL.

Para las municipalidades la situación es de gran calamidad, ya que en el mejor de los casos el préstamo del BID se concretaría en un año, agregó Porras.

En ese sentido, la UNGL hace un llamado al gobierno del presidente Luis Guillermo Solís para que dote de financiamiento al decreto de emergencia que emitió tras la tormenta tropical Nate.

No obstante, la directora ejecutiva de la UNGL reconoce que es poco lo que se puede hacer, ya que el gobierno tiene graves problemas presupuestarios y por ello, presiona a los legisladores para aprobar nuevos tributos.

De hecho, a finales de octubre el propio gobierno aceptó que no tenía los recursos suficientes para hacerle frente a la emergencia, por lo que volvió a pedir a los diputados de todos los partidos, que aprobaran nuevos impuestos por medio del IVA y la renta.

Y es que las vías cantonales representan el 82% de la red vial del país y paradójicamente, solo reciben el 15% de los recursos estatales.

Mientras tanto, la dificultad para transitar por algunos puntos del país, ya pasó una alta factura al sector agropecuario.

Y es que la producción agrícola muestra una desaceleración desde junio de 2017 y en octubre apenas aumentó un 2,9% con respecto al mismo mes del año anterior.

En ese sentido, la Cámara Nacional de Arroceros pidió a los diputados de la Comisión de Asuntos Agropecuarios gestionar ante los bancos la suspensión del pago de intereses por los próximos meses, como medida a favor de los productores afectados por Nate.

Además, los arroceros consideran necesario que la Superintendencia de Entidades Financieras gire directrices a los bancos para que la cosecha funcione como garantía de sus créditos.
 

Impacto
La tormenta tropical Nate dejó miles de millones en pérdidas.


567
daños en vías

¢26 mil millones
el monto de daños en carreteras

55
puentes destruidos

¢3,5 mil millones
las pérdidas en puentes

¢31 mil millones
total en pérdidas

Fuente Conavi


Ver comentarios