Enviar
Multimillonarios respaldan a Carrefour en acuerdo brasileño
Una alianza entre dos multimillonarios brasileños y el gobierno de su país puede ayudar a Carrefour SA a combatir la competencia de Casino Guichard-Perrachon SA en el segundo mayor mercado emergente del mundo.
André Esteves, de 42 años, el máximo responsable ejecutivo de Banco BTG Pactual SA, y el presidente de Cia Brasileira de Distribuiçao Grupo Pao de Açúcar, Abilio Diniz, que tiene 74 años, proponen la fusión de los activos brasileños de Carrefour con la firma minorista local. El acuerdo, que cuenta con el respaldo de una inyección de $2.900 millones de un banco estatal brasileño, puede imponerse a un acuerdo de 2005 que daría a Casino el control de Pao de Açúcar en 2012.
El acuerdo permite a Esteves, de BTG, aumentar su apuesta a un mercado donde las ventas minoristas se expanden un 10% anual. Para Diniz, es una forma de evitar perder el control de la compañía que fundó su padre en 1948. El gobierno brasileño logra el objetivo de contribuir a crear compañías nacionales de dimensiones suficientes para expandirse al exterior.
“Es un acuerdo emblemático para el sector minorista brasileño”, dijo Daniela Bretthauer, jefa de análisis de consumo para América Latina de Raymond James, en entrevista telefónica desde Sao Paulo. “Es una oportunidad única para crear un actor dominante en el mercado local con una participación de 35% en el mercado”.
Casino dijo el martes en una declaración por correo electrónico que la propuesta es una “transacción financiera ilegal de larga data”.
Según la propuesta de fusión, BTG, de Esteves, crea una nueva compañía, Gama, que compraría la totalidad de las acciones de Pao de Açúcar y los activos brasileños de Carrefour. Gama se convertiría en el mayor accionista de Carrefour, que tiene sede en Boulogne-Billancourt, Francia, con una participación de 11,7% y en un primer momento obtendría dos lugares en la junta directiva de la compañía, según una declaración.
La combinación tendría ingresos de más de 30 mil millones de euros en 2011 y generaría 700 millones de euros por año en ahorros, dijo Gama. El banco de desarrollo estatal de Brasil tendría una participación de 18% en la fusión, mientras que BTG tendría un 3,2%, dijo en conferencia de prensa Pércio de Souza, un socio de Estáter Gestao e Finanças, que asesoró a Pao de Açúcar sobre el acuerdo.
La propuesta había sido objeto de “conversaciones informales” entre Diniz, socios de BTG y ejecutivos de Carrefour y Casino, así como Blue Capital, un accionista de Carrefour, durante los dos últimos años, dijo Souza. Las conversaciones formales con BTG comenzaron hace alrededor de un mes, según Carlos Fonseca, jefe de la división de capital privado de BTG.
Sao Paulo

Bloomberg
Ver comentarios