Multimillonario francés quiere dominar negocio del cable en EE.UU.
La empresa de Drahi, Altice SA, comprará el 70% de Suddenlink Communications en una operación que valúa al operador de cable en $9 mil millones. Y eso es solo el comienzo. Bloomberg/ La República
Enviar

Multimillonario francés quiere dominar negocio del cable en EE.UU.

Patrick Drahi apostará miles de millones de dólares a que puede prosperar donde una sucesión de otros magnates franceses fracasaron: los Estados Unidos.
La empresa de Drahi, Altice SA, comprará el 70% de Suddenlink Communications en una operación que valúa al operador de cable en $9 mil millones. Y eso es sólo el comienzo. Altice ha dado indicios de que ve a Suddenlink, que tiene operaciones en todo el sur y el sudoeste, como la cabecera de playa de más adquisiciones en los EE.UU. Y se dice que Drahi se contactó con Time Warner Cable Inc. por una posible alianza.
Drahi sigue a una larga fila de titulares franceses de empresas de telecomunicaciones y medios que quisieron conquistar la mayor economía del mundo… sin gran resultado. Vivendi SA casi quebró después de una fallida incursión en Hollywood y el empresario Xavier Niel no fue bien recibido cuando trató de comprar T-Mobile US Inc.
“Las firmas europeas a menudo van tras los EE.UU. debido a la magnitud del mercado”, dijo Tomasz Michalski, profesor de economía de la escuela de negocios HEC de los alrededores de París. “Pero no están preparadas para la competencia encarnizada y la cultura de negocios que la acompaña”.
En los últimos dos años, Drahi expandió Altice en Francia, Portugal y la República Dominicana con una serie de operaciones basadas en deuda. En abril de 2014, acordó pagar $19 mil millones por la división de Vivendi SFR, el segundo mayor operador móvil de Francia. Y en diciembre pagó $9 mil millones por el ex monopolio telefónico estatal de Portugal. Drahi no accedió a formular declaraciones para esta nota.
Drahi, la tercera persona más rica de Francia según el Índice de Multimillonarios de Bloomberg, es una de los hombres de negocios más visibles del país. Se inició en la década de 1990 con una diminuta red de cable de un pueblo francés y ahora reparte su tiempo entre París, Ginebra y Tel Aviv. Como las nuevas oportunidades están limitadas en Europa, ha puesto la mira en los EE.UU después de ver rechazados sus esfuerzos para comprar el negocio móvil de su rival francés Martin Bouygues, según una persona con conocimiento de la situación.
Altice planea expandirse gradualmente por medio de adquisiciones en los EE.UU, siguiendo la misma estrategia que empleó en Francia, señaló la persona: hacer crecer un operador de cable más bien pequeño y luego incorporar nuevos servicios y regiones. Con alrededor de 1,5 millones de clientes en Texas, Carolina del Norte y otros trece estados, Suddenlink es el séptimo operador de cable de los EE.UU. por dimensiones.
El cable se fusionó más lentamente que la telefonía móvil en los EE.UU y por lo tanto ofrece abundantes oportunidades para nuevas operaciones. El máximo responsable ejecutivo de Altice, Dexter Goei, dice estar dispuesto a comprar conforme haya compañías disponibles.

Bloomberg
 


Ver comentarios