Mujeres ganan menos que hombres en EE.UU. durante su vida laboral
Las críticas son generales luego que el presidente Barack Obama dijo que las mujeres ganan 79 centavos por cada dólar que gana un hombre, y de las exigencias de salarios iguales a los de sus homólogos masculinos por parte de actrices como la ganadora del Óscar, Jennifer Lawrence, y jugadoras de fútbol. Bloomberg/La República
Enviar

 ¿Cuál es el perjuicio individual derivado de la desigualdad de género en el trabajo?
Para la mujer estadounidense media son más de $430 mil a lo largo de su carrera, según un análisis del National Women’s Law Center (NWLC por su sigla en inglés), un grupo de defensa sin fines de lucro.
El tema de la brecha de género salió a la palestra a raíz de la crítica expresada por el presidente Barack Obama de que las mujeres ganen 79 centavos por cada dólar que gana un hombre y de las exigencias de salarios iguales a los de sus homólogos masculinos por parte de actrices como la ganadora del Oscar, Jennifer Lawrence, y jugadoras de fútbol.


Algunos estados han intervenido: políticos de California aprobaron el año pasado una legislación que obliga a hombres y mujeres a ganar la misma suma por igual trabajo.
“Estamos en un momento en el que las mujeres conforman una parte cada vez mayor de la fuerza de trabajo y hay un reconocimiento firme de que sus salarios son importantes para ellas pero también para la seguridad económica de sus familias”, dijo por teléfono Fatima Goss Graves, vicepresidenta primera de NWLC.
“Hemos visto a figuras muy prominentes llamando la atención sobre la brecha salarial y eso es muy importante porque pone en evidencia que ningún sector está a salvo”.
Para las mujeres trabajadoras de los Estados Unidos, la raza también es un factor que incide en la disparidad de la remuneración, y en menor grado dónde viven.
La brecha es más amplia para las mujeres afro-estadounidenses y latinas en la capital del país, Washington, donde la brecha es de $1,6 millones a $1,8 millones a lo largo de una carrera de cuatro décadas, en comparación con un asalariado masculino hispánico.
“Enfrentan las dobles barreras de la discriminación por la raza y por el género”, dijo Graves. “Y una parte se debe a la concentración de mujeres de color en algunas de las áreas peor remuneradas. Todavía conforman un porcentaje pequeño de trabajadoras en algunas de las áreas mejor pagas”.
Por estado, las mujeres trabajadoras en Luisiana enfrentan la discrepancia más elevada –$671.840- en tanto las de Florida son la que se ven menos perjudicadas con pérdidas de $248.120, según el estudio.
 


 

 


Ver comentarios