Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Moratoria petrolera entreguista

Roberto Dobles [email protected] | Lunes 27 febrero, 2017


La moratoria a la producción nacional de petróleo hasta 2021, promulgada por el Gobierno, sin estudios técnicos y con un decreto de dudosa legalidad, es una entrega total a las empresas petroleras internacionales y a varios países ricos productores de petróleo

Moratoria petrolera entreguista

Costa Rica es el único país del mundo donde se ha establecido una moratoria nacional a la producción nacional de petróleo, la cual se impuso vía decreto hasta el año 2021 sin mediar ningún estudio técnico y científico (Decreto No. 38537-MINAE del 25 de julio de 2014).
Varias personas han manifestado sus dudas legales sobre si un decreto, que es una norma legal de menor jerarquía que una ley, puede dejar sin efecto una ley de la República. En este caso se trata de la Ley 7399 que autoriza, controla y regula la exploración y la producción de petróleo y gas natural en el territorio nacional. Una de estas personas presentó inclusive una acción legal en el Tribunal Contencioso Administrativo, señalando las razones por las cuales considera que el decreto de moratoria “es absolutamente nulo por ser contrario al ordenamiento jurídico”.
Pero independientemente de las dudas legales, este decreto es una entrega total a las empresas petroleras en el exterior y a varios países ricos, como EE.UU., del segmento del mercado energético del país más grande, más lucrativo y de mayor crecimiento. Más del 90% de nuestras crecientes importaciones petroleras provienen de EE.UU.
Las actividades que han sido entregadas en un 100% no solamente son las que generan más riqueza, sino que también son las actividades de la cadena de valor sobre la cual se sostiene de forma sucesiva y ordenada todas las demás actividades. Son también las que generan la mayor competitividad. Aquí nos quedamos solamente con la actividad comercial local mayorista y minorista que genera muy poca riqueza.
Este decreto de moratoria petrolera hasta 2021 aleja también las posibilidades de producir gas natural en el país. Si bien el gas natural no está incluido formalmente en el texto del decreto, sí le afecta en la práctica por la íntima relación técnica, económica y financiera que existe en los procesos exploratorios y productivos de ambas fuentes de energía.
No solamente se ha entregado el segmento del mercado energético más grande, más lucrativo y de mayor crecimiento a las transnacionales petroleras, sino que también se trasladan al exterior las actividades que más riqueza generan y se evita que Costa Rica pueda mejorar significativamente su competitividad y la generación de recursos fiscales con la incorporación del natural en su mix energético.
El gas natural es la fuente de energía que va a desplazar al petróleo del primer lugar como la primera fuente de energía en el mundo y como la principal materia prima para producir miles de productos no energéticos, como fertilizantes, textiles, plásticos, pinturas y muchos otros miles productos para la industria, la agricultura, el comercio, la construcción, los servicios y la medicina.
Los estudios del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) muestran que el consumo petrolero actual del país representa casi el 66% del consumo energético nacional. Esta es la magnitud de lo que se está entregando a las transnacionales. Esta altísima dependencia petrolera nacional es el doble de la dependencia petrolera mundial, que es del 31%.
Y el crecimiento de este segmento del mercado energético del país es también muy alto. En 2015 nuestro consumo petrolero fue de 19,0 millones de barriles y el de 2016 fue de 20,5 millones de barriles, lo cual representa un aumento de 1,5 millones de barriles en un solo año, para una tasa de crecimiento anual del 7,9%.
Este crecimiento de la demanda nacional de petróleo es muy elevada, ya que la demanda mundial de petróleo solo creció un 1,6% entre 2015 y 2016. Se estima que el crecimiento promedio anual de la demanda mundial de petróleo en los años a venir será de aproximadamente un 1,5%.
En el largo plazo, los estudios de RECOPE y del MINAE también muestran que las importaciones petroleras del país van a crecer fuertemente. RECOPE estima que para 2035 llegarán a 33,5 millones de barriles (escenario medio), lo que representa un 77% más que el consumo de 2015.
Las estimaciones internacionales muestran que el crecimiento del consumo de petróleo en el mundo para 2035 será de un 30% con respecto a 2015, por lo que el crecimiento del consumo petrolero nacional futuro será más del doble que el crecimiento de consumo de petróleo en el mundo.
Dos meses después de la firma del decreto de moratoria, el Ministro de Ambiente y Energía señaló clara y contundente que “en los próximos 50 años, Costa Rica seguirá dependiendo de los combustibles fósiles, aunque se desarrollen otras opciones”. 
Así las cosas, la moratoria a la producción nacional de petróleo hasta 2021, promulgada por el Gobierno, sin estudios técnicos y con un decreto de dudosa legalidad, es una entrega total a las empresas petroleras internacionales y a varios países ricos productores de petróleo.
Este decreto es también una eliminación total de la continua transferencia tecnológica que ocurre en este importante campo, creando no solamente efectos negativos en la actividad comercial que se desarrolla en el país, sino también en la actividad académica y en el desarrollo profesional y técnico del país.
El Colegio de Geólogos de Costa Rica ha sido contundente en señalar que el decreto de moratoria petrolera nacional “es un rotundo sí a los hidrocarburos importados y un no a los recursos nacionales”.
Un reporte periodístico de hace unos pocos meses señaló lo siguiente con respecto a una parte de este entreguismo:
• “Recope concentra 40% de sus compras en refinadora texana. Mayorista llegó a vender el 82% de los hidrocarburos que se adquirieron en 2014”.
• “Podría decirse que es la principal refinadora de Costa Rica. Desde el 2012, la compañía Valero Marketing & Supply Co. es la empresa que ganó más concursos de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) para suministrar los hidrocarburos que se utilizan en el país”
• “En el 2012, por ejemplo, le fueron adjudicadas 43,2% de las importaciones de Recope… Desde entonces, el porcentaje de compras a la empresa ha sido mayor. Su pico más alto lo alcanzó en el 2014, cuando la proporción fue de 82,02%: equivalente a unos $1.727,1 millones”.
Este monto de $1.727,1 millones pagado a una sola empresa proveedora por RECOPE en un solo año es superior a la inversión de $1.500 millones de la refinería que RECOPE planeaba construir con la empresa china CNPC.
El entreguismo nacional a varios países se refiere particularmente a las crecientes transferencias de enormes cantidades de recursos fiscales y no fiscales a las naciones donde se explora, produce y refina el petróleo que importamos.
En conclusión, el Decreto No. 38537-MINAE del 2014 ha entregado a varios países, y a las empresas petroleras transnacionales que operan en ellos, la gran riqueza económica, fiscal, tecnológica, intelectual e investigativa que generan las actividades relacionadas con la cadena de suministro de nuestras importaciones petroleras (exploración, producción, refinación y transporte marítimo).
Toda esta riqueza, que se queda en el extranjero, la pagamos íntegramente nosotros a través de los precios de los combustibles importados que consumimos, junto con la competitividad, las enormes utilidades y la gran cantidad de empleo bien pagado que generamos en el exterior con nuestras crecientes importaciones petroleras. Esto es el entreguismo en su máximo esplendor.


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...

De la huelga y otros detalles

Viernes 14 diciembre, 2018

Por más de una década se discutió en Costa Rica la necesidad de avanzar en una reforma laboral qu...