Enviar
Moore y Kutcher presentan fondo para víctimas de tráfico

La pareja de actores Demi Moore y Ashton Kutcher presentaron en la sede de Naciones Unidas un nuevo fondo del organismo internacional para socorrer a las más de 27 millones de personas que son víctimas del tráfico humano, la servidumbre y la explotación infantil.
El matrimonio de estrellas de Hollywood acompañó a Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, en el acto que puso en marcha el nuevo mecanismo financiero impulsado por la oficina del organismo internacional contra la droga y el delito (UNDOC).
“Los esfuerzos de hoy servirán para identificar más víctimas, particularmente mujeres y niñas, para que reciban la ayuda y el cuidado que necesitan con urgencia para reintegrarse en la sociedad”, dijo el máximo responsable de Naciones Unidas.
Según explicó, el nuevo fondo es prueba de la creciente conciencia social sobre el drama que representa la trata de personas, la versión moderna de la esclavitud, que ha dejado de ser “un crimen ignorado”.
“Prácticamente todos los países se han visto afectados por este delito, ya sea porque son el lugar de origen, tránsito o destino de las víctimas”, agregó.
En una conferencia de prensa anterior, Moore y Kutcher apelaron a la generosidad de gobiernos, empresas e instituciones filantrópicas para financiar el nuevo fondo de ayuda de Naciones Unidas.
“Estas personas tienen el derecho a la libertad y a ser rehabilitadas”, señaló el actor de 32 años, quien opinó que “les fallamos a las víctimas por nuestra codicia y comodidad”.
Kutcher recordó que la Asamblea General de la ONU se comprometió hace 62 años a la erradicación de la esclavitud con la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
“Sin embargo, hay más esclavos ahora que en ningún otro momento de la historia”, agregó.
Por su parte, Moore recordó que la media de edad de una menor vendida a las redes de prostitución es de 13 años y que los proxenetas ganan unos $200 mil anuales por niña.
“Estamos hablando de niñas pequeñas a las que se viola una y otra vez por lucro, lo que sumado a las pocas posibilidades de que se detenga a los responsables, hace que la esclavitud sea un gran negocio”, observó.

Nueva York / EFE
Ver comentarios