Enviar
Moody's descarta recesión en América Latina

Agencia calificadora asegura que la región posee una situación macroeconómica resistente a la crisis

Nueva York
EFE

Moody's considera que América Latina registrará una desaceleración económica en 2009, debido al deterioro de las condiciones de la economía en todo el mundo, pero no caerá en una recesión.
“Por fortuna, América Latina está en una situación macroeconómica mucho mejor (que otras regiones), lo que la hace más resistente al choque externo”, señaló la agencia de calificación en un informe divulgado ayer, en el que concreta que crecerá a un ritmo del 2,8% en 2009.
Los expertos de Moody's prevén que, gracias a ese escenario macroeconómico favorable, la región ha tenido posibilidades de defenderse de los efectos de la crisis financiera internacional y “muy probablemente, será capaz de evitar la recesión”.
Agregan que por el momento, el sector financiero es el que más ha acusado el impacto de la crisis externa, debido en parte a una mayor aversión al riesgo, pero “ha habido muy poca contaminación hacia la economía real”.
La agencia estadounidense resalta en su informe que América Latina ha mostrado en 2008 una “sólida resistencia” al impacto de la crisis internacional y durante los tres primeros trimestres del año no se percibieron mayores signos de desaceleración económica.
En Argentina, Colombia, México y Venezuela se registró en el tercer trimestre un descenso más pronunciado de la actividad que en otros países de la región, como resultado del debilitamiento de la demanda externa y las restricciones internas, incluido una política monetaria restrictiva.
Sin embargo, en Brasil, Chile y Perú el crecimiento durante 2008 se aceleró en unos casos y continuó fuerte en otros “como resultado de la solidez de los mercados internos que han sido estimulados por medidas fiscales”.
La región creció a un ritmo promedio del 5% durante los tres primeros trimestres de este año, comparado con un avance del 5,3% en el mismo periodo del año anterior.
Respecto del sector financiero latinoamericano, los expertos de Moody's señalan que “no sufre de la misma enfermedad que Estados Unidos y Europa”.
“La relativa resistencia mostrada por las instituciones financieras latinoamericanas no solo es resultado de su baja exposición a activos de riesgo, sino también de los mejores estándares de regulación y supervisión impuestos por los Gobiernos”, apunta el informe.
Agrega que la región en general ha enfrentado limitaciones de liquidez, pero no problemas de solvencia.
Indica además que los países de la región han acumulado reservas internacionales suficientes para cubrir los desequilibrios externos y también para servir la deuda.
“De hecho, la región se encuentra en una posición casi de acreedora neta en lugar de deudora, como sucedía en el pasado”, asegura el documento.
El trabajo también destaca que la mayoría de países mantienen tipos de cambio flexibles y que “los Gobiernos han realizado esfuerzos extraordinarios por ahorrar”, lo que reduce la vulnerabilidad de la región a la crisis en el exterior.
Los economistas de Moody's señalan en el informe que el deterioro de las condiciones a nivel mundial obliga a revisar a la baja las perspectivas económicas para la región en 2009 y que se espera una desaceleración más marcada, “aunque sin llegar a una recesión”.
Prevén que aquellos países más expuestos al comercio y a la financiación externa “serán los más afectados”, mientras que otros más centrados en sus mercados internos y con mayor flexibilidad fiscal tendrán mejores resultados.
La agencia calificadora considera que la región será capaz de avanzar a un ritmo de alrededor del 2,8% en 2009, después de una previsión de avance del 4,6% para 2008.
También espera que la inflación muestre una tendencia decreciente continua en 2009, como consecuencia de una moderación de la demanda interna y menores precios internacionales.
Ver comentarios