Monstruosa remontada
El atacante Ariel Rodríguez abrió la cuenta del Saprissa y lo celebra con varios de sus compañeros. IMAGENESENCOSTARICA.COM/LA REPÚBLICA
Enviar

Monstruosa remontada

El bicampeón nacional tuvo que venir de atrás para derrotar a un complicado AS Puma

Tuvieron que pasar tres años para que el Deportivo Saprissa consiguiera la victoria en la jornada inaugural del Torneo de Verano, pero el día de ayer el Monstruo limpió esa racha al vencer por 3-2 a AS Puma Generaleña en la Cueva.
El inicio de campeonato para los tibaseños fue más sacudido de lo esperado.

201501182239220.a44.jpg
Los morados estrenaron su bicampeonato contra el benjamín, recibían a un conjunto que en el papel se veía accesible pero en la cancha fue un dolor de cabeza.
El verano comenzó frío en Tibás, los vientos alisios azotaron el recinto y el partido le siguió el ritmo al tiempo.
Como era de esperarse, la “S” fue encimando a su rival poco a poco y en cuestión de minutos el técnico Jeaustin Campos descifró el “horror” que cometía la zaga sureña.
La defensa felina jugaba con fuego, al borde del fuera de juego e inteligentemente los cerebritos del mediocampo saprissista comenzaron a filtrar balones a las espaldas de los últimos hombres.
Era cuestión de tiempo que surtiera efecto, ni en fútbol colegial se ven errores tan marcados como los que hacía AS Puma. Por supuesto Solano gritaba desde el banquillo que agrandaran la cancha pero les entró por un oído y les salió por el otro.
Los goles no duraron en llegar y en tan solo 14 minutos, Ariel Rodríguez llegó enfilado al área para enfrentar a Román Arrieta, portero visitante y con toque sutil venció la resistencia generaleña para hacer el 1-0.
Minutos más tarde, un mal pase de Keylor Soto dejó cara a cara a Esteban Sirias contra Danny Carvajal, quien en su achique falló y el disparo del jugador “puma” se fue a estrellar a la mano de David Guzmán: penal y roja directa, ni siquiera titubeó el árbitro central, decisión más que rigurosa.
El resultado de esta acción fue la anotación desde el manchón blanco de Maykol Ortiz para hacer el 1-1 al minuto 29.
En la segunda etapa las cosas cambiaron, los visitantes soltaron sus ataduras y se atrevieron a subir en busca del gane. Tanto así que al minuto 57 colocaron un tiro libre dentro del área pequeña para que Jeffry Montoya en solitario definiera entre las piernas del cancerbero morado y poner el 1-2.
En ese momento Saprissa bailaba con la más fea pero al 18', un centro de Juan Bustos Golobio fue suficiente para que Heiner Mora de cabeza anotara e igualara la pizarra. El portero Arrieta en su pésima salida le ayudó a “Titi”.
El momento, el empuje y el cántico de la afición sumó y al 68', una excelente jugada de los morados, combinado a la desorganización de la defensa visitante, dejó a Deyver Vega para liquidar a Arrieta y abombar las redes con el grito de gol que significó el 3-2 definitivo.

Walter Herrera
[email protected]

Ver comentarios