Monitor ergonómico se convierte en su aliado
Un monitor ergonómico, sumado a un sitio de trabajo adecuado para un óptimo desarrollo laboral permite un ambiente de trabajo más sano. Shutterstock/LA REPÚBLICA
Enviar

Código Oficina

Monitor ergonómico se convierte en su aliado

Iluminación reduce efectos de largas jornadas laborales

201504132037330.8.png
La comodidad en la oficina es fundamental para crear un ambiente más saludable en el trabajo.
Una de las opciones que puede tomar en cuenta para lograrlo son los monitores ergonómicos.
Entre sus beneficios destaca su colocación apropiada y que la iluminación reduce los efectos de las largas horas de trabajo, junto a la computadora.
Estas herramientas poseen tres elementos: un componente de inclinación, eslabón giratorio, además de un elemento de brillo y de contraste.
La capacidad para que el monitor incline permite que el usuario ajuste la pantalla verticalmente.
La facilidad de girar sobre un eje deja al trabajador mover el monitor horizontalmente, con el objetivo de que no se tenga que poner el cuello y los hombros en una posición incómoda por periodos prolongados.
La capacidad de regular el brillo y el contraste del monitor permite al usuario cambiar la iluminación de la información sobre la pantalla, esto es importante para la reducción de la tensión de ojo.
“Instalar productos ergonómicos dentro de las empresas como las sillas, los teclados y monitores son simples pasos que pueden ayudar a que el desempeño de sus colaboradores sea mucho mejor”, comentó Julio Souto, gerente de AOC para Latinoamérica.
Para utilizar un monitor ergonómico apropiadamente, este debe estar a una distancia apropiada de los ojos del trabajador, la tapa de la pantalla debe estar en el nivel del ojo y el ángulo del monitor se optimiza.
En el mercado nacional existe un portafolio de marcas que ofrece este tipo de pantallas.
“Al diseñar estos productos, se toman en cuenta normas ergonómicas para que estos se puedan adaptar a las cambiantes necesidades de los usuarios”, explicó Souto.

Fabiola Vargas
[email protected]

Ver comentarios