Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Monedas de mercados emergentes ceden ante inflación

| Martes 22 julio, 2008



Monedas de mercados emergentes ceden ante inflación

Londres -- La escalada de cinco años en las monedas de los mercados emergentes está llegando a su fin conforme los bancos centrales desde Corea del Sur hasta Turquía batallan para contener la inflación, dijeron DWS Investments y Morgan Stanley.
Las 26 monedas de países en desarrollo que monitorea Bloomberg rindieron un promedio del 1% en los últimos tres meses, frente al 1,63% del primer trimestre, 8,2% para todo el 2007 y 30% anualmente desde 2003. Por primera vez en siete años, los inversores son menos optimistas sobre las acciones de los mercados emergentes que sobre las de Estados Unidos, mostró un sondeo de Merrill Lynch & Co. la semana pasada.
La confianza en la rupia india se está debilitando después que la inflación se acelerara a su ritmo más dinámico en 13 años, atizada por la escalada de precios de los alimentos y la energía. El won surcoreano tendrá este año su mayor caída desde 2000, mientras que la lira turca revertirá su mayor avance desde por lo menos 1972, según la mediana de las estimaciones de estrategas sondeados por Bloomberg.
“Hay algunos países que sufren por instituciones débiles, donde los bancos centrales no han estado combatiendo la inflación de manera activa y el ánimo se deterioró”, dijo Nicolas Schlotthauer, gerente de fondos de DWS Investments, en Fráncfort, quien supervisa unos $400 mil millones. Schlotthauer dijo que espera que la rupia indonesia y los pesos de Filipinas y Colombia tengan un desempeño inferior a los de otras inversiones en los mercados emergentes.
Los precios de los alimentos y la energía constituyen más del 40% de la inflación en India, Tailandia y Turquía frente al 25% en Estados Unidos, según Morgan Stanley. La inflación supera las metas en por lo menos 19 economías en desarrollo.
Las monedas de las economías en desarrollo monitoreadas por Bloomberg se fortalecieron en un promedio de 32% en los últimos cinco años, lideradas por los avances del 94% de la corona eslovaca y del 93% del zloty polaco, conforme esos países estrechaban sus vínculos con la Unión Europea. En América Latina el real brasileño subió el 80% mientras que el peso colombiano trepó el 62% desde el 2002 en medio del auge de las materias primas.
Eslovaquia va a adoptar el euro el año próximo, mientras que el zloty se va a depreciar a 3,33 contra el dólar para fin de año, frente a 3,22, según la mediana estimada por estrategas sondeados por Bloomberg. En Sudamérica, el real se debilitará a 1,70 para comienzos del 2009 desde 1,59 y el peso colombiano declinará a 1.888 desde 1.805, según el sondeo.
Los bonos de mercados emergentes y de alto rendimiento se estima que caerán este año por primera vez desde 1999, según un índice de Merrill Lynch. Los inversores prefieren acciones estadounidenses a las de las economías en desarrollo por primera vez desde 2001, según un sondeo de julio de Merrill entre gestores de dinero que supervisan $610 mil millones. Un 4% neto de inversores dijeron que ellos estaban “sobreponderados” en mercados emergentes frente al 25% en junio.
“Va a ser un ambiente más desafiante para los mercados emergentes, ya que uno va a ver menos flujo de cartera”, dijo Koon Chow, un estratega en monedas de Europa, Medio Oriente y África en Barclays Plc. “La gente se está centrando más en los datos estructurales internos, como la credibilidad en la política fiscal y monetaria. En el pasado, había menos diferenciación”.
Fitch Ratings redujo las perspectivas crediticias el mes pasado a Sudáfrica e India, cuyas monedas ganaron el 74% y el 18% en los cinco años hasta el 2007. El rand sudafricano bajó 11% este año y la rupia 9% conforme los inversores apuestan que los incrementos en las tasas no logran contener la inflación y los países se esfuerzan para aumentar el crecimiento y sacar a millones de personas de la pobreza.
El Banco Mundial estima que alrededor de la mitad de los 1.100 millones de habitantes de la India sobrevive con menos de $2 por día, mientras que el 23% de la fuerza laboral sudafricana está desempleada, la mayor tasa entre las 61 economías que monitorea Bloomberg. Eso limita la capacidad de los bancos centrales para combatir la inflación mediante mayores costos de endeudamiento.
La rupia India se debilitará 8%, su peor año en un decenio, mientras que el rand sudafricano perderá el 22%, su peor desempeño desde 2001, muestra el sondeo de Bloomberg.
Apostar contra las monedas de mercados emergentes es riesgoso porque los países del grupo que son productores de petróleo y alimentos se benefician de los mayores precios y quienes pueden abordar la inflación atraerán las inversiones, dijo Peter Eerdmans, jefe de bonos de mercados emergentes en Investec Asset Management de Londres.