Minoristas aumentan precios en EE.UU.
Enviar
Minoristas aumentan precios en EE.UU.
Los vendedores minoristas están consiguiendo aumentar los precios y trasladar costos más altos a los compradores, aun frente a la preocupación de que la reactivación económica está menguando.
PVH Corp., que es propietario de Tommy Hilfiger, dijo que la ganancia se acercaría al extremo más alto de sus proyecciones este año después de subir los precios. VF Corp., fabricante de los jeans 7 For All Mankind, está aumentando los precios después de que subirlos este año tuvo escaso impacto en el volumen unitario. Levi Strauss Co. atribuyó el crecimiento de 7% de las ganancias trimestrales a los aumentos de precios “selectivos” en los jeans para hombre y proyecta ampliarlos a los jeans para mujeres, adolescentes y niños. Las tres empresas dijeron que tienen una visión positiva respecto del resto de 2011.

“Los vendedores minoristas pasaron los aumentos de precios con más éxito de lo que la mayoría de la gente suponía hace varios meses”, dijo Jeffrey Klinfelter, analista de Piper Jaffray Cos. en Minneapolis. “Los inversores tendrán más confianza de que acertarán en el segundo semestre”.
Los precios más altos en indumentaria representaron 1 punto porcentual del aumento del 4,6% que reportaron las cadenas estadounidenses en las ventas en tiendas que llevan abiertas por lo menos un año en julio, estima Michael Niemira, economista principal del Consejo Internacional de Centros Comerciales. Las ventas de esas mismas tiendas subirán 4,25% en 2011, en comparación con 3,5% el año pasado, dice.
Las unidades familiares incrementarán el gasto en indumentaria 4% hasta un promedio de $328 en esta temporada de vuelta a la escuela, según un sondeo publicado ayer por Brand Keys Inc., una firma investigadora de marcas en Nueva York.
“No he cambiado mi opinión de que el consumidor aceptaría aumentos de precios porque todos los vendedores minoristas tendrían la misma estructura de costos y en definitiva empezarían a trasladarlo”, dijo Niemira el 5 de agosto. “No es que el consumidor pueda ir a cualquier parte; no hay compuerta de salida. Esa capacidad de fijación de precios viene a través de ganancias más altas”.
Los precios medios en el mercado de la indumentaria subieron más de 5% desde enero hasta mayo respecto del mismo período un año antes, con los consumidores dispuestos a absorberlos, dijo el 2 de agosto NPD Group Inc., una firma investigadora de mercado de Port Washington, Nueva York. Los precios más altos siguieron a los costos en alza para el transporte y los materiales -especialmente el algodón- y la mano de obra, sobre todo en China. La industria textil había enfrentado una resistencia de los consumidores a los aumentos de precios de la indumentaria durante dos décadas.
Vendedores minoristas como Polo Ralph Lauren Corp. proyectan aumentar más los precios en los artículos de más alta gama que en los productos más baratos porque los consumidores de bajos ingresos se vieron afectados simultáneamente por los costos más altos de los alimentos, la indumentaria y la nafta.
“Una remera que pasa de $5,99 a $7,99 es muy diferente que una remera que pasa de $200 a $205 o $210”, dijo el máximo responsable ejecutivo de Saks Inc. Steve Sadove en una conferencia con inversores en abril.

Nueva York

Ver comentarios