Nuria Marín

Enviar
Lunes 18 Abril, 2011


Creciendo [email protected]
¿Militarización? ¡Cuidado!


La semana pasada participé en un foro organizado por la ULACIT en el que el tema de fondo fue “Militarización o negociación en el derecho internacional” en el marco de una semana de conferencias denominada Puentes a Calero.
En mi ponencia, que se trataba entre otros, de contextualizar el tema de la militarización en las relaciones internacionales aporté una serie de datos que me parece importante compartir.
Hallazgo que no sorprende. Los cinco países con mayor gasto militar son ni más ni menos que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad con las siguientes alarmantes cifras en término de miles de millones de dólares: Estados Unidos (698), China (119), Reino Unido (59,6), Francia (59,3) y Rusia (58,7), según cifras del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI).
Estos países, que además lideran el mercado de venta de armas, son a partir de la Carta de Naciones Unidas de 1945, los miembros permanentes con derecho a veto en el Consejo de Seguridad, órgano encargado de la paz y la seguridad mundial.
Hallazgo que sí sorprende. Estados Unidos, a pesar de haber vivido la peor crisis económica y financiera de los últimos 70 años y cuyo alto nivel de endeudamiento es hoy un tema apremiante en la economía mundial, tuvo una tendencia creciente del gasto militar con un incremento de 2001 a 2010 del 81%. Más increíble aún, el porcentaje de gastos en relación al PIB subió de un 3,1% a un 4,8%.
Hallazgo que horroriza. Suramérica es la región en el mundo con mayor crecimiento en el gasto militar en 2010 con un (5,8%) y al igual que Estados Unidos, sostuvo una tendencia creciente en la última década aún en los años 2008-2010. Centroamérica y el Caribe no escapan a la tendencia con un crecimiento en el gasto del 28% en los últimos diez años.
En contraste, la CEPAL si bien reconoce que la crisis no golpeó con tanta fuerza a América Latina sí hay un retroceso dependiendo del país de entre tres y cinco años en término de avances entre otros en salud, educación, y empleo. ¡Gracias don Pepe Figueres por abolirnos el ejército y que esos dineros los podamos dedicar a inversión social!
Broche de oro en paradojas. Lectura post mesa redonda, según el Harvard Business Review (noviembre 2010), la nueva tendencia en las escuelas de negocios es aprender de las habilidades de liderazgo del ejército.
Entre las habilidades que se enfatizan como propicias y de las cuales aprender, están la adaptación al riesgo, manejo de la presión, rápida adaptación a los cambios, visión clara a alto nivel, capacidad de negociación, entre otros, todas ellas capacidades necesarias en un entorno cambiante y retador del actual mundo de negocios.
Si bien resulta interesante el artículo, no deja de preocupar lo que nos enseñó el querido don Pepe, qué fácil es hacer de un civil un militar pero qué difícil hacer civil a un militar. ¡Cuidado!

Nuria Marín