Enviar

Microsoft no quiere quedar al margen

Acelera con Windows in the Car, un dispositivo para el auto que competirá contra similares de Apple y Google

En la frenética carrera por los dispositivos móviles, Microsoft aún corre desde atrás a los veloces Google y a Apple. Pero no se rinde, y no ahorra esfuerzos a la hora de desarrollar productos que le permitan acortar las distancias. Hace unas semanas, presentó Cortana, un asistente de voz para Windows Phone, comparable a Siri de Apple y Google Now, en Android. Ahora vuelve a la carga con Windows in the Car, una plataforma especialmente desarrollada para el tablero de comando de los automóviles.
Con el nuevo invento, Microsoft busca ganarle de mano al CarPlay, de Apple, y la Open Automotive Alliance, de Google, dos conceptos de “autos inteligentes” (siempre conectados a Internet) presentados a principios de año en la feria de tecnología CES en Las Vegas.
La interfaz del nuevo dispositivo es bien Windows. Trabaja sobre Windows Phone y viene con las baldosas dinámicas típicas de los sistemas operativos más modernos de Microsoft. Además, “dialoga” fácilmente con cualquier otro equipo móvil que use Windows 8.1 o Windows Phone. De este modo, Windows in the Car se suma al nuevo ecosistema de Microsoft y su tienda de aplicaciones. De hecho, ya se comenzaron a desarrollar apps pensadas para el conductor de un automóvil, como búsquedas de sitios y comercios, mapas, respuesta de llamadas, información de agenda, entre otras.
El concepto —que aún está en fase de desarrollo— lo dio a conocer Steve Teixeira, directivo de Microsoft, hace dos semanas, en una conferencia realizada en San Francisco. El objetivo, por el momento, es seducir a las principales automotrices para que incorporen Windows in the Car en sus nuevos modelos de autos.
Una vez completada esta etapa, Microsoft estimulará a desarrolladores de aplicaciones, para que le sumen servicios. La idea es muy similar a la que están desarrollando Apple y Google, pero que aún no terminan de cristalizar.
Si bien es cierto que varias automotrices —como Fiat, Ford, Nissan, BMW y Kia— ya tienen incorporada una versión de Windows en sus coches, el nuevo Windows in the Car es distinto: introduce nuevas funcionalidades y una sincronización más integral con los smartphones de la compañía.
La nueva plataforma está basada en el estándar de conectividad Mirrorlink, utilizado por los teléfonos Symbian de Nokia y el Xperia Z de Sony. Algunas automotrices ya tienen implementada esta norma —como Citroën, Honda, Toyota y Volkswagen—, así que se amplía el espectro de posibles marcas que pueden sumarse al proyecto.

Por Ricardo Braginski
[email protected]
Desde Buenos Aires, Argentina

Ver comentarios