Microsoft hace frente a los "pesares" de Vista con Windows 7
Enviar
Microsoft hace frente a los "pesares" de Vista con Windows 7

San Francisco -- Bill Veghte vaciló cuando el máximo responsable ejecutivo de Microsoft Corp., Steve Ballmer, le pidió que supervisara las ventas y el mercadeo de Windows. Llegó incluso a poner en entredicho el compromiso del jefe ejecutivo con el programa.

Veghte, subdirector general primero de la compañía con sede en Redmond, estado de Washington, quería asegurarse de que Ballmer se había enterado de las flaquezas de Windows Vista, el sistema operativo fustigado por consumidores y corporaciones desde que se lo introdujo en 2007. Veterano de 18 años en Microsoft, Veghte recibió lo que buscaba: la autoridad para hacer cambios en la próxima versión, Windows 7, y un impulso de mercadeo sin precedente para promover la marca.

“Tenemos que tener claro qué representa Windows”, recuerda Veghte, en el curso de una entrevista, haberle dicho a Ballmer. “Esta vez no se pueden hacer las cosas como siempre”.

Que el jefe ejecutivo tuviera que hacerle promesas a un subordinado que pasó 15 años trabajando en Windows indica el desafío que ambos enfrentan para persuadir a los inversionistas de que el negocio de US$17.000 millones de Windows puede recuperarse después de Vista. Según la Mac, de Apple Inc., atrae consumidores, la reparación de los defectos de Vista y de la reputación de Microsoft es algo crítico para revivir la acción después de un descenso de 41 por ciento este año.

“Saben lo que está en juego. Saben que tienen que hacer bien las cosas”, dijo Heather Bellini, analista de UBS AG en Nueva York que recomienda comprar las acciones. “No pueden tener otro que la gente crea que puede saltearse”.

Cuando Vista salió a la venta en enero de 2007, más de dos años después de lo previsto, los clientes descubrieron que el sistema operativo funcionaba con lentitud y se colgaba. Muchos programas no funcionaban, incluso algunos producidos por Microsoft. En medio de retrasos y decisiones de eliminar funciones, los fabricantes de ordenadores se demoraron en diseñar aparatos y programas ajustados al nuevo programa informático.

www.bloomberg.com

Ver comentarios