Enviar
Jueves 20 Marzo, 2014

Se ha demostrado que en la medida que se han mejorado o perfeccionado los medios de transporte en el mundo, la demanda turística ha crecido vertiginosamente


Metro vs. trencito

El transporte es un medio fundamental para el alcance del desarrollo y del comercio; cumple una función de integración y comunicación entre los sectores productivos, sociales y territoriales, y permite el desenvolvimiento de todas las actividades de un país, así como la integración regional; ya que a través de este se movilizan y trasladan tanto personas como bienes y productos.
Mientras Panamá se convertirá en la primera ciudad de Centroamérica en estrenar un metro; en Costa Rica las presas nos asfixian y aun así parecemos conformarnos con “el mismo” trencito de hace 100 años, que, dicho sea de paso, no ha logrado ni seguridad (los accidentes/choques lo demuestran), ni eficiencia (basta con pensar en el proyecto panameño), ni coordinación (ni siquiera hay sistemas inteligentes que limiten el paso de vehículos cuando el tren ya está encima de vías altamente transitadas), por mencionar solo algunos ejemplos.
Panamá se nos está “yendo arriba” con muchas iniciativas, pero sobre todo con ejecutoria. El desarrollo de países de la región es beneficioso, principalmente, en el tanto nosotros avancemos mínimo al mismo ritmo que ellos. En el momento que nos quedemos atrás seremos víctimas desde fuga de cerebros hasta fuga de inversión extranjera directa.
Me resulta muy interesante, por ejemplo, que siendo un país con una actividad turística priorizada de cara a nuestro impulso económico, no hayamos asignado mayores recursos al avance tecnológico-científico del transporte costarricense, no solo para perfeccionar la dinámica y alternativas actuales, sino para mejorar el factor espacio-tiempo-economía-confort y la conveniencia de escoger el más adecuado para trasladarse…
Se ha demostrado que en la medida que se han mejorado o perfeccionado los medios de transporte en el mundo, la demanda turística ha crecido vertiginosamente.
La pregunta que cabe hacerse es la misma que nos hacemos siempre: ¿Por qué no hemos hecho prácticamente nada en el último “medio siglo”?
El impacto que han representado para la sociedad los medios de transporte es de tal magnitud, que para poder efectuar cualquier tipo de desplazamiento se requiere de estos.
Para Costa Rica, es de suma importancia incrementar la inversión y mantenimiento de un sistema de transporte ágil, moderno, rápido y económico (como es el metro), para la comunicación de los pueblos, transporte de productos con una gestión logística más eficiente, movilización económica, crecimiento de la nación y la complementación económica con economías regionales.
La reciente oferta que hiciera el sector privado de desarrollar el proyecto de la Ruta 32, demuestra la disposición de este, a participar con mayor prominencia en el planteamiento estratégico y ejecutoria de actividades y proyectos que estén en función del desarrollo del país y bienestar de nuestra gente. No creo que incrementar nominalmente el músculo estatal sea la ruta correcta para resolver estas tareas pendientes; las alianzas público-privadas son especialmente importantes para un país subdesarrollado. Costa Rica no debe darse el lujo de desatender esta realidad.
La competitividad y desarrollo no se negocian. El próximo gobierno deberá marcar la diferencia desde el día cero.

Alejandra Esquivel

[email protected]