Merkel domina los mercados
Enviar
Merkel domina los mercados

La canciller alemana Angela Merkel declaró una tregua en su campaña destinada a dominar los mercados financieros.
Merkel, que comenzó la crisis del euro viendo a los políticos y los inversores trabados en una batalla por la supremacía, está utilizando ahora las opiniones de los mercados para respaldar sus exigencias de austeridad con el fin de rescatar a la moneda única. Al mismo tiempo, abandonó su exigencia de que los bonistas contribuyan a los rescates.

El cambio pone de relieve el camino que ha recorrido Merkel de científica a administradora dominante de la crisis en medio de una turbulencia económica y financiera sin precedente, que la catapultó al frente de la respuesta de Europa en materia de política.
“Está empezando a usar y manipular un poquito a los mercados como debería hacer un político”, dijo en una entrevista Holger Schmiedling, economista principal de Joh. Berenberg Gossler Co de Londres. “Es imposible controlar los mercados, pero lo hace bien, uno puede trabajar con los mercados y aprovechar el poder de los mismos a su manera si”.
La convergencia de Merkel con el Banco Central Europeo y su intento de sepultar las diferencias con los mercados financieros se dieron al ceder las preocupaciones respecto de una inminente disolución del euro.
La semana pasada el euro experimentó su mayor recuperación desde octubre contra el dólar. España y Francia vendieron bonos a rendimientos más bajos el 19 de enero -las subastas de deuda más recientes este año- indicando un alivio de la crisis, al menos por ahora.
En enero, la confianza de las empresas alemanas aumentó hasta un máximo en cinco meses, es decir más de lo que habían pronosticado los economistas, según el índice del clima empresarial publicado hoy por el Instituto Ifo con sede en Munich.
El índice DAX de Alemania de 30 acciones subió 8,6% este año en comparación con un aumento de 4,3% en el Stoxx Europe 600.
A nivel interno, 91% de los alemanes respaldan la ofensiva de Merkel destinada a imponer una aplicación más estricta de los límites relativos a la deuda y el déficit, según un sondeo de FG Wahlen para el canal de televisión ZDF el mes pasado.
El sondeo también reveló que Merkel recuperó su lugar como política más popular de Alemania por primera vez desde abril de 2010, antes de que Grecia recibiera el primer rescate en la zona euro. La Unión Demócrata Cristiana de Merkel continúa siendo el partido con mayor nivel de aprobación 18 meses antes de las elecciones que probablemente serán un referéndum relativo a su manejo de la crisis.
“La canciller volvió a las alturas soleadas”, dijo Gerd Langguth, politólogo de la Universidad de Bonn y biógrafo de Merkel el 13 de enero en la radio Deutschlandfunk. “No quiere entusiasmarse, lo cual parecería ser lo indicado”, dijo en una posterior entrevista telefónica.
Merkel, de 57 años, de profesión física y criada en la Alemania del Este comunista, ha dicho que no es una experta en economía. Algunos analistas dicen que esa deficiencia en la política principal de Europa retrasó los esfuerzos para combatir la crisis.
Los inversores esperaron en reiteradas oportunidades que Merkel y otros líderes “actuaran de manera integrada y con velocidad y no hicieron ninguna de las dos cosas”, dijo en una entrevista Gerard Lyons, economista principal de Standard Chartered y delegado al Foro Económico Mundial en Davos que se desarrolla esta semana. “Esencialmente, el euro no puede sobrevivir en su formato actual”.
En el camino, Merkel aprendió. Junto al presidente francés Nicolas Sarkozy, el mes pasado, revirtió un año de política y abandonó la idea de exigir pérdidas para los inversores privados dentro del fondo permanente de rescate de la Unión Europea, hecho al que inversores, economistas y funcionarios europeos culparon de empeorar la turbulencia del mercado en 2011.

Bloomberg

Ver comentarios