Mercado nacional atrae franquicias de entretenimiento infantil
Enviar

La limitada oferta de entretenimiento infantil en el mercado nacional fue determinante para que franquicias internacionales decidieran instalarse en Costa Rica.

Recientemente KidZania, de origen mexicano y especializada en ofrecer educación combinada con diversión, anunció la apertura de un local en el proyecto Oxígeno Human Playground, en Heredia, durante la primera semana de diciembre de este año.

Mientras que Chuck E. Cheese’s, de Estados Unidos, abrió el primer centro de entretenimiento, de tres más que proyecta, en Plaza Bratsi, Heredia.

Ambas empresas se enfocan en actividades para niños entre los dos y 14 años, sin embargo la oferta permite a jóvenes y adultos involucrarse.

En el caso de KidZania, cuya inversión alcanza los $13 millones, tener un socio idóneo (Cuestamoras), ubicación “privilegiada, los avances del país en áreas como educación, democracia, igualdad de género y ambiente también pesó para elegir Costa Rica como primer destino de Centroamérica donde establecerse.

Los centros de entretenimiento de esta franquicia consisten en ciudades a escala, a través de las cuales los pequeños experimentan profesiones representadas y juegan roles dentro de la sociedad.

“Los niños reciben un cheque, entran a la ciudad, lo canjean por kidzoz —nuestra moneda— y con ese dinero empiezan a gastar: rentar un automóvil, comprar una pizza, van al salón de belleza; cuando se quedan sin dinero tienen que buscar un trabajo ,entonces van a los mismos establecimientos, trabajan y ganan un salario. Es una experiencia de cinco horas y todo incluido”, explicó Xavier López, presidente de KidZania.


201804200822250.kidzania.jpg
Xavier López, presidente de KidZania visitó Costa Rica para dar a conocer detalles del concepto. Esteban Monge/La República.


En el caso de Costa Rica, la franquicia añadirá por primera vez especialidades tecnológicas como codificador de software, animación, impresión en 3D y drones, entre otras.

El centro, que abrirá en diciembre, constará de 4 mil metros cuadrados, abarcará cerca de 70 profesiones, y recibirá anualmente a unos 300 mil niños.

Por su parte, Álvarez&Marín opera Chuck E. Cheese’s en Costa Rica, para lo que requirió una inversión de $4 millones y es el centro más grande de Centroamérica.

Asimismo la empresa espera llegar a Escazú y posiblemente al este de San José, contó Lisette Acosta, gerente general de Chuck E. Cheese’s Costa Rica.

El centro en Heredia consta de 2 mil metros cuadrados, que se distribuyen en cinco salas de fiestas privadas, área de comidas, un escenario para espectáculos, espacio para 74 juegos y una atracción, así como un “Fun House”, que incluye túneles, laberintos y cuartos de espejos.

La entrada es gratuita y el público tiene la posibilidad de comprar fichas individuales, en combos o paquetes de estas y comida.

Por tratarse de empresas dirigidas a niños, emplean rigurosos sistemas de seguridad que van desde cámaras de vigilancia hasta el registro electrónico de los niños de manera que estos no pueden abandonar el recinto solos ni con una persona diferente con la que ingresaron.

Junto a conceptos innovadores y seguros, cada una buscará conquistar a los niños y familias costarricenses.

Las empresas

Cada vez más compañías buscan ofrecer conceptos novedosos de entretenimiento para los más pequeños.

Nombre KidZania
Inversión $13 millones
Concepto Ciudad a escala que permite a niños experimentar roles de la sociedad
Ubicación Oxígeno Human Playgraound
Presencia África, Asia, Europa, México y Suramérica


Nombre Chuck E. Cheese’s
Inversión $4 millones
Concepto Juegos tipo Arcade combinado con área de comidas
Ubicación Plaza Bratsi
Presencia América


Ver comentarios