Logo La República

Viernes, 17 de septiembre de 2021



NACIONALES


Provincia no ofrece el perfil de trabajadores que buscan las empresas

Mejorar en educación y conexión a Internet es vital para impulsar desarrollo en Guanacaste

Pese a su potencial, la región Chorotega es la segunda más pobre del país

Danny Canales dannycanales.asesor@larepublica.net | Viernes 23 julio, 2021

Ingenieros trabajando en el motor de plasma que impulsa la empresa Ad Astra
El desarrollo espacial es una de las incipientes actividades que se desarrollan en Guanacaste, de la mano de la empresa Ad Astra Rocket, liderada por el astronauta Franklin Chang. Foto tomada del sitio de Ad Astra Rocket


Guanacaste tiene todo para ser una provincia próspera; una belleza natural reconocida a nivel mundial, un aeropuerto internacional, cercanía con la frontera norte y el puerto del Pacífico, ricas tierras y mucho espacio disponible para la instalación de industrias trasnacionales, son algunos de sus atractivos.

Sin embargo, la realidad muestra que es la segunda región más pobre del país, con casi un 32% de su población en esta condición y un 9% de ellos en estado extremo.

Lea más: Aeropuerto de Guanacaste lanza nueva marca para atraer turismo internacional

Eso evidencia que las inversiones que se realizan en la zona y la buena reputación mundial en sectores como el turismo, no se encauzan a mejorar la situación económica de sus habitantes.

El origen de esta realidad es la deficiente formación que han recibido sus pobladores, que se agrava por la brecha evidenciada por la pandemia como consecuencia de la desconexión tecnológica.

Actualmente 52 mil estudiantes de la región Chorotega, conformada por los once cantones guanacastecos, no tienen acceso a Internet, lo que les dificulta llevar lecciones en estos tiempos en que la educación remota es necesaria para evitar el brote de coronavirus.

A ello se suma la inadecuada infraestructura educativa y se agudiza con la carencia de carreras orientadas hacia las áreas de mayor potencial en la región.

Esto lleva a que por más buenas intenciones que tengan las empresas por asentarse en la provincia y abrir oportunidades de desarrollo a los locales, se encuentren con la limitación de no disponer del perfil idóneo de personal que andan buscando.

Esta situación desincentiva la inversión o, en el mejor de los casos, las lleva a contratar personas de afuera, perdiéndose así la valiosa oportunidad de impactar de forma positiva en las familias guanacastecas.

Muestra de la deficiencia en la capacitación es que en la actualidad solo el 15% de los habitantes de la provincia tiene las competencias lingüísticas que necesitan las compañías multinacionales.

Con estas condiciones una empresa que desee invertir en Guanacaste encuentra dificultad para operar, pues tiene que competir con la industria del turismo por el escaso personal con el conocimiento adecuado de un segundo idioma.

Esa situación quedó evidenciada a principios de este año, con el anuncio de la llegada de la trasnacional SYKES a la provincia.

De 3.060 personas que acudieron al llamado del mejoramiento del inglés para aspirar a una de las 500 plazas que necesitará la empresa, solo 800 calificaban para la Academia SYKES, un centro de actualización en idiomas y capacidades técnicas que prepara a aquellas personas con un nivel de inglés básico e intermedio.

Y de esas 800 personas con las capacidades básicas, 600 iniciaron las capacitaciones, 170 se graduaron y solo 110 aceptaron la oferta laboral.

“A pesar del crecimiento de la provincia en áreas como servicios, sobre todo en turismo, muchos de esos empleos no son aprovechados por los vecinos de las comunidades donde se desarrollan esos productos, por una simple realidad y es que no hemos invertido en educación, formación y capacitación de los vecinos que, por lo general, han sido rurales, ganaderos y pescadores”, destacó Luis Alonso Alan, alcalde de La Cruz.

Eso provoca el ensanchamiento de la desigualdad, pues alrededor de las millonarias inversiones en los grandes complejos que se hacen en Guanacaste existe mucha pobreza y problemas sociales, lamentó el líder cantonal.

Lea más: De wellness a aventura, La Cruz, Guanacaste, toma fuerza como destino para nacionales

Los gobiernos locales reconocen parte de su responsabilidad en el problema, pero advierten que históricamente no han tenido el acompañamiento del gobierno central para cubrir las limitaciones.

Como salida, los municipios enfocan su esfuerzo en una mesa de diálogo donde pretenden fijar la ruta de reactivación y desarrollo de la región.

En ella el componente educativo es fundamental, destacó Luis Fernando Mendoza, alcalde de Cañas, pues incluye, como eje central, la atracción de empresas en una zona económica especial que plantean crear en la provincia.

“Es una idea novedosa que tiene que ver con un ecosistema para el aprovechamiento de la posición geográfica, cerca de segundo puerto y aeropuerto más importantes del país, que ayudarían a promover inversión para potenciar exportaciones por el Pacífico”, detalló Mendoza.

Para lograrlo, será necesario el acompañamiento de las universidades, de los institutos de formación, del Ministerio de Educación y del rector en Telecomunicaciones para construir las habilidades laborales que requiere la población, así como las herramientas tecnológicas para cerrar la principal limitación que hay en la provincia: la formación.

De esta manera se logrará crear generaciones preparadas para la demanda laboral que permita atraer empresas, inversiones y empleo, indispensables para el desarrollo de Guanacaste.


Desigualdad


Pese a las inversiones en proyectos de desarrollo por su alto potencial, Guanacaste es la segunda región más pobre del país.

Región Pobreza Pobreza extrema
Pacífico Central 34,7 11,3
Chorotega con 31,7 9,0
Huetar Caribe 29,8 8,2
Huetar Norte 28,6 9,8
Brunca 26,5 5,9
Central 23,7 6,0


NOTAS RELACIONADAS







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.