Logo La República

Viernes, 24 de mayo de 2024



COLUMNISTAS


Mega bloques comerciales de Asia-Pacífico

Óscar Álvarez Araya oalvarezcocr@gmail.com | Jueves 06 julio, 2023


Ahora que se reactiva la Alianza del Pacífico porque México finalmente le pasó la presidencia a Chile recobra actualidad el tema de la solicitud de ingreso de Costa Rica a dicha Alianza integrada por México, Colombia, Perú y Chile.

Asimismo vuelve a estar sobre la mesa la petición ya oficializada desde agosto de 2022 de ingreso de Costa Rica al Acuerdo CPTPP, conformado por 11 países: Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Viet-Nam.

Aprovecho entonces la oportunidad para referirme a la importancia de los mega bloques comerciales en la zona del Asia-Pacífico.

Participar y colaborar con estos mega bloques permite a los países activar sus economías, aumentar sus exportaciones, atraer nuevas inversiones, generar nuevos empleos, proteger sus intereses, influir en la toma de decisiones en la región y mantener una presencia activa en Asia-Pacífico.

Los mega bloques comerciales en Asia-Pacífico han desempeñado un papel fundamental en la configuración del panorama económico regional y global. Estos acuerdos comerciales entre múltiples países han establecido una mayor integración económica y fomentado el comercio en la región asiática. Pero algunos países latinoamericanos como México, Perú y Chile han tomado la delantera en sus vínculos económicos y comerciales con dichos mega bloques.

La gran paradoja de todos estos bloques es que favorecen y a la vez limitan el comercio y fragmentan la economía global en grandes bloques, dando lugar a una globalización de bloques económicos y comerciales. Se trata de acuerdos de libre comercio regulado, valga la paradoja.

Un mega bloque comercial significativo es el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que fue renombrado como el Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP). Aunque inicialmente incluía a Estados Unidos, la retirada de este país en 2017 llevó a una renegociación y culminó en la firma del CPTPP por once países de la región Asia-Pacífico. El acuerdo abarca a 11 países en total y representa cerca del 13% del PIB mundial y 16% del comercio mundial. Incluye un mercado de unos 500 millones de personas. Este acuerdo busca la liberalización del comercio y la inversión, abordando temas como la protección de los derechos laborales y el medio ambiente.

Este tratado comercial se ha convertido en un importante marco para la liberalización del comercio en la región de Asia-Pacífico. Firmado en 2018, el CPTPP es una versión renegociada del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) originalmente concebido en 2005.

La iniciativa más reciente en esta área es la Asociación Económica Integral Regional (RCEP), un acuerdo comercial entre quince países de Asia y el Pacífico, incluyendo a China, Japón, Corea del Sur, Australia y Nueva Zelanda y las naciones de la ASEAN. Este acuerdo, firmado en 2020, es el más grande en términos de población y PIB, abarca a más de 2.2 mil millones de personas y representa aproximadamente el 30% del PIB mundial y busca la reducción de aranceles y la armonización de normas comerciales en la región.

Estos mega bloques comerciales en Asia han generado numerosos beneficios económicos. Han facilitado el acceso a mercados más amplios y promovido la inversión extranjera directa, así como estimulado el crecimiento económico en la región. Además, han fortalecido los lazos entre los países miembros, fomentando la cooperación y la construcción de una comunidad económica más integrada.

Uno de los principales objetivos del Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP) es promover la liberalización del comercio y la inversión, así como la reducción de barreras comerciales entre los países miembros. El acuerdo aborda una amplia gama de temas, incluyendo la eliminación de aranceles, la armonización de normas y regulaciones comerciales, la protección de la propiedad intelectual y los derechos de propiedad, y la facilitación del comercio de servicios. Tres países latinoamericanos son miembros plenos del CPTPP, México, Perú y Chile. Costa Rica ya oficializó su petición de ingreso desde agosto de 2022.

El CPTPP también busca establecer normas comerciales modernas y avanzadas que reflejen los desafíos y oportunidades del comercio en el siglo XXI. Esto incluye disposiciones relacionadas con el comercio electrónico, la protección del medio ambiente, los derechos laborales, la transparencia y la lucha contra la corrupción.

El acuerdo ha sido elogiado por sus defensores como un motor para el crecimiento económico y la creación de empleo. Se espera que el CPTPP promueva el comercio y la inversión al reducir los costos y las barreras para las empresas, especialmente las pequeñas y medianas empresas (PYMEs). Además, se espera que el acuerdo fortalezca la cooperación entre los países miembros y fomente el desarrollo sostenible en la región.

En conclusión, el CPTPP es un tratado comercial que busca promover la liberalización del comercio y la inversión en la región de Asia-Pacífico. El acuerdo aborda una amplia gama de temas y tiene como objetivo establecer normas comerciales modernas y avanzadas. El impacto real del CPTPP dependerá de su implementación y de cómo se aborden los desafíos y preocupaciones planteados.

El RCEP aborda una amplia gama de áreas comerciales, incluyendo bienes, servicios, inversiones, propiedad intelectual, reglas de origen, facilitación del comercio y cooperación aduanera. El acuerdo busca simplificar y armonizar las reglas comerciales entre los países miembros, lo que facilita el flujo de bienes y servicios en la región.

Uno de los aspectos destacados del RCEP es que ofrece un marco para la cooperación económica entre economías desarrolladas y en desarrollo. Esto permite una mayor integración económica y comercial, lo que beneficia a todos los países miembros. Además, el acuerdo proporciona un mecanismo para resolver disputas comerciales y promover la cooperación en áreas como la propiedad intelectual y la protección del medio ambiente.

El RCEP también tiene implicaciones geopolíticas importantes. Al incluir a China y a otros países de la región, el acuerdo fortalece la influencia económica de Asia Oriental y refuerza la posición de la región como centro de crecimiento global. Además, el RCEP envía un mensaje claro en favor del multilateralismo y el libre comercio en un momento en que el proteccionismo está aumentando en otras partes del mundo.

Si bien el RCEP tiene el potencial de generar beneficios económicos significativos para los países miembros, también plantea desafíos y preocupaciones.

En conclusión, el RCEP es un acuerdo comercial histórico que promueve la liberalización del comercio y la inversión en la región de Asia-Pacífico.

Los mega bloques de Asia y de Asia-Pacífico representan agrupaciones de países que comparten intereses estratégicos y económicos, y que buscan fortalecer su influencia y poder geopolítico en la región.

En resumen, los mega bloques comerciales tienen una gran importancia geopolítica debido a su impacto en el equilibrio de poder, el comercio y la economía, la seguridad regional y la influencia global.

NOTAS ANTERIORES


Finanzas sostenibles

Viernes 24 mayo, 2024

Las finanzas sostenibles, no son los créditos verdes o la inversión a partir de criterios ESG







© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.