Mayores impulsores del dólar de Wall Street tiran la toalla
Seis meses después de que se desvaneciera el ascenso del dólar, Wall Street comienza a ceder. Shutterstock/La República
Enviar

Mayores impulsores del dólar de Wall Street tiran la toalla

 Por segundo trimestre consecutivo el dólar se encamina a quedar por debajo de los pronósticos de los estrategas. Morgan Stanley, Bank of America y Citigroup se cuentan entre los bandos que han reducido sus estimaciones sobre el dólar contra el euro en las dos últimas semanas.
La mediana de las estimaciones para fin de año para el Índice Dólar de los Estados Unidos de Intercontinental Exchange, que sigue la moneda contra seis grandes pares, ha bajado al menor nivel desde marzo.
La decisión de la semana pasada de la Reserva Federal de postergar un aumento de las tasas de interés afectó las posiciones alcistas sobre la moneda estadounidense.
“Hay una suerte de capitulación desde la semana pasada; hoy pesa más el intento de determinar qué pasa y por qué, que tratar de establecer cuál es la mejor moneda para comprar o vender”, dijo Steven Englander, jefe global de estrategia cambiaria para el Grupo de los 10 de Citigroup en Nueva York.
El euro ha experimentado pocos cambios desde junio luego de una declinación de 3,7% en el segundo trimestre. El Índice Dólar de los Estados Unidos ha subido 0,9% este trimestre, en comparación con estimaciones de un ascenso de 2,5%.
Citigroup y Morgan Stanley redujeron sus pronósticos sobre el dólar para fin de año a $1,13 por euro, mientras que sus estimaciones anteriores eran de $1,07 y $1,05 respectivamente.
Bank of America bajó su pronóstico un 5%, a $1,05, y dijo que se corre el riesgo de que el dólar decline a por lo menos $1,15 si la Fed no sube las tasas de interés este año.
En lo que constituye otro indicio de que el consenso alcista se diluye, sólo cuatro bancos estiman que el dólar se fortalecerá hasta la paridad con el euro para fin de año.
Los inversores revisan sus perspectivas luego de que los funcionarios de la Fed mantuvieran su tasa de interés objetivo cerca de cero y no indicaran con claridad un incremento para las próximas reuniones.
Janet Yellen, presidenta de la Fed, mencionó una serie de preocupaciones externas, desde la desaceleración del crecimiento en China hasta la volatilidad de los mercados globales, para explicar la decisión de mantener la tasa en un bajo nivel histórico.
“Vivimos en un mundo muy diferente; en Londres hay días en que los que en un plano táctico puede decirse que el par euro-dólar tiene posibilidades positivas, y días en que se puede decir tiene posibilidades negativas”, dijo Hans Redeker, estratega jefe global de monedas de Morgan Stanley.

Bloomberg
 

Ver comentarios