Matrimonio igualitario todavía es una incógnita
“Es algo increíble y absurdo que algo considerado ilegal se mantenga vigente por 18 meses", dijo Marco Castillo, abogado y representante del colectivo Diversidad. Archivo/La República
Enviar

El matrimonio entre personas del mismo sexo todavía es una incógnita, sin importar que el miércoles la Sala IV declaró ilegal varios artículos que lo prohíben.

Hasta no conocer el fallo integral del máximo tribunal, es incierto si los magistrados ordenaron a la Asamblea Legislativa cambiar las leyes para permitir la figura del matrimonio diverso, o bien, si determinaron que la unión civil entre personas del mismo sexo es suficiente para validar sus derechos.

El peligro lo reconocen abogados y activistas de la comunidad LGTBI, quienes no solo calificaron de “desastroso” el fallo de la Sala Constitucional porque mantiene la discriminación por 18 meses más - que fue el plazo otorgado al Congreso para legislar sobre el tema-, sino también, porque los diputados podrían perpetuar una diferencia entre parejas heterosexuales y homosexuales al permitir únicamente una unión civil.

“Es algo increíble y absurdo que algo considerado ilegal se mantenga vigente por 18 meses; además, no podemos descartar que en el fallo integral los magistrados hayan considerado suficiente la unión civil entre personas del mismo sexo, para que Costa Rica cumpla con la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos”, dijo Marco Castillo, abogado y representante del colectivo Diversidad.

En ese sentido, lo mejor que podrían hacer los legisladores “es no hacer nada”, agrega Castillo, ya que de esta forma el artículo 14 del Código de Familia y otras normas que permiten únicamente el matrimonio entre personas de sexo opuesto, serían derogadas automáticamente y en derecho aplica que lo que no está prohibido, está permitido.

Otro opción para la comunidad LGTBI, es continuar con la demanda presentada por Yashín Castrillo, abogado y activista gay, quien entabló un reclamo a nivel internacional contra Costa Rica porque no se le permitió casarse con su pareja.

Si la demanda avanza ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el asunto quedaría zanjado de una vez, sin más intervención de la Asamblea o la Sala IV.

“La Sala IV tuvo una negociación política sobre este tema, que podría incluso perpetuar una discriminación, llamando diferente a algo que es igual. Todo, con el único objetivo de hacer una defensa caprichosa, a ultranza de una institución que consideran exclusiva del mundo heterosexual”, dijo Castrillo.

Mientras tanto, en la Asamblea Legislativa, las fracciones del PUSC y Restauración Nacional ya declararon la guerra al matrimonio igualitario, al considerar que esta figura es exclusiva para las parejas heterosexuales.

En el caso de los rojiazuales, solo estarían dispuestos a validar la unión civil de las personas del mismo sexo.

“Reiteramos y mantenemos la lucha por la protección de la familia y también para que se respete lo establecido en nuestro Código de Familia, que es el matrimonio entre un hombre y una mujer, que es la base fundamental de la familia y la sociedad”, dijo Carlos Avendaño, jefe de fracción de Restauración Nacional.

Sin importar si se trata de matrimonio igualitario o unión civil de personas del mismo sexo, la nueva ley debería contar con el respaldo de 29 legisladores.

Esto implica que el PLN con 17 diputados, podría ser fundamental para que se apruebe el matrimonio en Costa Rica, junto a los diez votos del PAC, el Frente Amplio y quizá algún legislador minoritario del PIN o Republicano.

Sin embargo, por el momento, los verdiblancos analizan con mucha precaución el fallo de la Sala IV.

Esto porque, en campaña, el PLN prometió al electorado únicamente la unión civil de personas del mismo sexo, por lo que se debe revisar la totalidad del fallo antes de tomar una decisión.

“Lo primero es que la Sala IV debió resolver de una sola vez y no trasladarlo al Congreso. En todo caso, lo que corresponde es respetar la decisión del máximo tribunal en todos sus extremos. Es cierto que en campaña dijimos que iríamos solo con la unión civil, pero con la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos rectificamos. Ahora bien, para nosotros lo que queda es esperar la sentencia integral”, aseveró Carlos Ricardo Benavides, jefe del PLN.


La Molestia

La comunidad LGTBI mostró su molestia con el fallo de la Sala IV que ordena al Congreso legislar sobre las uniones entre personas del mismo sexo.


Marco Castillo

Representante

Diversidad

No vamos a tomar ninguna acción hasta conocer el fallo integral.

Lo que sí le puedo decir es que es completamente absurdo que algo declarado como ilegal se mantenga vigente por 18 meses más.


Luis Paulino Vargas

Vocero

Movimiento Matrimonio Igualitario

Las más de 25 organizaciones que conformamos este colectivo continuaremos trabajando hasta que no existamos ciudadanas y ciudadanos de segunda categoría. Invitamos a manifestarnos pacíficamente y a no decaer en ningún esfuerzo para llegar a nuestro objetivo.


Enrique Sánchez

Diputado LGTBI

PAC

Al no tomar la decisión con efectos inmediatos, la Sala IV abre la puerta a que se inicie un proceso contra Costa Rica en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

La Asamblea Legislativa también está en deuda. Se han intentado múltiples figuras alternativas al matrimonio igualitario que no han avanzado. La expectativa en 18 meses en este panorama es similar. 




Ver comentarios