Logo La República

Sábado, 19 de octubre de 2019



ACCIÓN


Matarrita, Cruz y Campbell, tripleta táctica que revolucionó a la Tricolor

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 26 noviembre, 2018

Allan Cruz: ocasiones de gol ante Chile y le abombó la red a Perú. Ronald Matarrita: fue defensa, volante y delantero. Joel Campbell: gestó tres de los seis goles y anotó de penal. Archivo/La República
Allan Cruz: ocasiones de gol ante Chile y le abombó la red a Perú. Ronald Matarrita: fue defensa, volante y delantero. Joel Campbell: gestó tres de los seis goles y anotó de penal. Archivo/La República


En la retaguardia, Ronald Matarrita; en la cintura, Allan Cruz; en el ataque, Joel Campbell, tres piezas que le dieron un nuevo y refrescante rostro a la Selección Nacional.

Todo el mérito para el director técnico, Ronald González, por su atrevimiento, no solo al alinearlos como futbolistas estelares del equipo, sino por las indicaciones que giró, para que estos tres futbolistas jugaran en forma “distinta”.

Matarrita y Campbell fueron mundialistas en Rusia; el primero vivió a la sombra de Bryan Oviedo y Joel, a pesar de ser uno de los héroes de Brasil 14, ni con Jorge Luis Pinto, ni con Óscar Ramírez se consolidó como titular del equipo. Tomó credenciales como relevo de lujo.

En el medio campo, Allan Cruz sí emergió como la gran novedad en la corta etapa del estratega González.

Si archivamos los dos juegos en Asia y los partidos que se perdieron frente a México y Colombia, la nueva Tricolor que observamos derrotar a Chile y Perú, se edificó en mucho por las variantes que el entrenador giró a esta tripleta de futbolistas, que fueron vitales para que el equipo se juntara y se asociara.

La primera fue que Matarrita no jugó como defensa izquierdo; lo hizo como volante abierto por la izquierda, lo que lo unió a Allan Cruz y a Bryan Ruiz y lo acercó al binomio de ataque.

Cuando Ronald se desprende a recepcionar el trazo largo de Francisco Calvo, jugada hermosa que terminó con un zurdazo en la red, para el 3-0 ante Chile, tenemos claro que nuestro defensa está ubicado prácticamente como extremo izquierdo, al mejor estilo de Daniel Colindres e igual lo hallamos metido en el área, casi a la par del portero rival, cuando le hace el pase del segundo gol a Cruz, frente a Perú.

Imposible lograr estos movimientos, con un carrilero izquierdo pegado a la línea de cuatro. A Matarrita “lo soltaron”, hizo fiesta y Costa Rica tuvo una mejora como equipo asociado.

El medio campo de la Tricolor se revoluciona con la presencia de Allan Cruz, un volante central con estilo de juego muy distinto al de David Guzmán, su antecesor.

En la etapa de Óscar Ramírez, cuando se jugó un 5-4-1, que nos llevó al suicidio en Rusia, esa zona de cuatro volantes la integraron dos de marca, Celso y Guzmán, tirados atrás, Bryan Ruiz sin compañeros y en horas bajas y Cristian Bolaños o Johan Venegas, escondidos en una de las franjas. Adelante, a miles de kilómetros de distancia, el llanero solitario, Marco Ureña luchando solo contra el mundo.

Frente a Chile y Perú, rescatar el regreso de Celso Borges, cuya sola presencia impone respeto y lógicamente que el veterano inyecta de confianza al novato y así, ese binomio Borges-Cruz revienta con un fútbol muy táctico que le da a la cintura de la Tricolor nueva fisonomía.

Pero, pero, tremendo acierto de don Ronald, de pronto vemos que esta cintura ya no es de cuatro, sino de cinco jugadores, cuando se adelantan, Matarrita por la izquierda, como ya lo analizamos e Ian Smith, luego Yostin Salinas en el otro sector.

Cuando Bryan Ruiz se da cuenta de que no está solo y que tiene dos futbolistas a sus costados, saca su talento y es cuando la Selección Nacional “se junta” y ofrece sus mejores minutos, un fútbol bonito que los lleva al par de victorias.

La cereza al pastel la pone Joel Campbell, con credencial de titular, con buen ritmo pues juega regularmente en Italia y con un nuevo socio en ataque, Jonathan McDonald que facilita las cosas.

Joel es una ”joyita” de nuestro fútbol que por diferentes razones no brilla siempre en el escaparate.

En Suramérica lució muy bien, gestó tres de los seis goles e incluso anotó de penal y halló espacios por su calidad individual y las distracciones que logra McDonald en los defensas rivales.

Matarrita, Cruz y Campbell, pilares en esta nueva cara del equipo de todos.


Cambios tácticos

Selección en Rusia

5-4-1

(5) Gamboa, Duarte, Pipo, Calvo, Oviedo

(4) Celso, Guzmán, Ruiz, Bolaños

(1) Ureña

Selección en Suramérica

3-5-2

(3) Waston, Pipo, Calvo

(5) Smith (Salinas), Celso, Cruz, Ruiz, Matarrita

(2) Campbell, McDonald









© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.