Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



ACCIÓN EN RUSIA


"Matagigantes” perdió su instinto asesino en el Mundial

Javier Carvajal [email protected] | Martes 19 junio, 2018

Joel Campbell
Joel Campbell lucha por la pelota con defensor serbio. Manan Vatsyayana/AFP


El resultado que importa es el del domingo ante Serbia, hemos estudiado al rival”, dijeron los jugadores y cuerpo técnico de la Selección Nacional de Costa Rica tras perder en los amistosos previos al Mundial.

Lamentablemente, los malos presagios se cumplieron.

Tras lo demostrado por Costa Rica en Brasil 2014 al mando de Jorge Luis Pinto, el mundo volvió sus reflectores hacia el pequeño país centroamericano que pudo con tres campeones mundiales.

El mundo del fútbol esperó por cuatro años para ver a ese pequeño pedazo de tierra demostrar que la hazaña no fue casualidad, esta vez con Óscar Ramírez al timón.

Sin embargo, a la hora de la verdad, la Tricolor decepcionó con la derrota sufrida en el primer partido 1-0 ante Serbia.

Un gran sector de la hinchada se volcó en contra del cuerpo técnico y futbolistas por su accionar ante el país europeo. {link1}

Muchos se preguntan qué se hizo la Selección atrevida, que pudo quitarles el balón y hacerles daño a Uruguay, Italia, Inglaterra y Grecia.

¿Tan grande fue la diferencia entre lo que hizo Costa Rica en Brasil 2014 y en el duelo ante Serbia?

La respuesta es clara.

La poca efectividad fue el único pecado tico en el encuentro.

En el Mundial de Brasil 2014, Costa Rica debutó ante Uruguay y tuvo una posesión de pelota del 46%.

En ese encuentro, la Sele disparó en 12 oportunidades. Cuatro de esos remates fueron con dirección a marco y tres llegaron al fondo de la red.

En el segundo enfrentamiento de aquella cita, ante Italia, Costa Rica tiró en diez ocasiones y seis de esos llevaron dirección entre los tres postes. Uno terminó en anotación.{link2}

Además la posesión de balón fue del 42%.

Ante Grecia, un 43% de la tenencia de la esférica fue para Costa Rica.

El llamado “Matagigantes” disparó en seis ocasiones, dos con dirección a marco y una pelota cruzó la línea de gol.

En el debut en Rusia 2018, los números fueron similares.

Costa Rica tuvo un 50% de la tenencia de la pelota ante Serbia, disparó en diez ocasiones y seis de ellos fueron a marco.

Al igual que en Brasil 2014, Costa Rica fue un equipo que generó opciones de gol y que tuvo a Keylor Navas como su principal salvador.

En esta ocasión la delantera tica no fue pobre; sin embargo, a diferencia de hace cuatro años, no fue contundente.

Para mantener vivas las aspiraciones, la Sele debe empatar o ganar ante la Canarinha en el encuentro del viernes 22 de junio a las 6 a.m.

Rendimiento de Costa Rica en partidos del Mundial Brasil 2014 versus Rusia 2018